Universo Blaugrana

Una foto de Kevin Prince Boateng en el Sassuolo / EFE

Una foto de Kevin Prince Boateng en el Sassuolo / EFE

La historia del nuevo fichaje del Barça, Kevin-Prince Boateng

El ghanés es el elegido por la secretaría técnica azulgrana para suplir la marcha de Munir y llega en calidad de cedido

Claudia Granja @c_granjafranch

21.01.2019 15:14h Actualizado: 22.01.2019 18:25 h.

3 min

Kevin-Prince Boateng es ya el nuevo fichaje de invierno del Barça. El delantero del Suassolo italiano ha llegado a un acuerdo con la entidad catalana y viajará esta tarde a la Ciudad Condal para firmar su nuevo contrato con el club azulgrana en forma de cesión con una opción de compra a final de temporada de ocho millones de euros.

Un delantero polivalente que llega para suplir la marcha de Munir El Haddadi, pero, a priori, con fecha de caducidad dada su edad: 31 años. Después que la dirección deportiva haya desestimado otras ofertas con mayor atractivo y que cumplían las exigencias de Ernesto Valverde, como Álvaro Morata, Carlos Vela o Cristhian Stuani, la secretaría técnica se ha decantado por el futbolista ghanés. 

Un futbolista que viene rodado del Calcio y que hasta ahora ha disputado 13 partidos, diez de titular, en los que ha anotado cuatro goles, pero que conoce el campeonato doméstico tras su paso por Las Palmas, bajo las órdenes de Quique Setién, donde marcó diez goles en 28 partidos. Uno de ellos que el barcelonismo recuerda con cariño: el 1 a 3 que silenció al Bernabéu en el asalto de los canarios al templo blanco. 

Expectativas con Boateng

El fichaje, totalmente inesperado, está por descubrir. Su perfil es claro, pero habrá que ver su adaptación inmediata al vestuario del Barça dadas las necesidades que se viven en el vestuario culé, donde las rotaciones, especialmente en Copa son obligatorias antes de que regrese la Champions League en febrero. 

Su rol está sellado: suplente de Luis Suárez para cuando el uruguayo necesite descansar. Una papeleta difícil de asumir, pero que podría variar según las necesidades del técnico extremeño. La reciente lesión de Dembelé y la Copa a la vuelta de la esquina podrían colocar al ghanés en la banda, una zona del campo que conoce a la perfección, pero que ha abandonado en los últimos años para convertirse en un nueve puro. 

Los motivos del fichaje de Boateng

Valverde fue claro con Pep Segura y Éric Abidal: necesita un jugador preparado para jugar, que conozca el campeonato doméstico, los rivales españoles y que pueda asumir ese rol de suplente sin provocar un incendio en el vestuario. Conocida la petición y con un presupuesto más bien ajustado, a la espera de encontrar a un delantero de proyección el próximo mercado de verano, Boateng es el elegido. 

Conoce la categoría tras su paso por Las Palmas así como también Europa. Su polivalencia ha sido uno de los motivos principales para su incorporación. En banda o en el centro, es un futbolista ambidiestro, mordedor y con garra –similar a Suárez– que además por su imponente físico puede ser la referencia de ataque para fijar centrales y retener el balón. Su edad es uno de los mayores puntos negativos del jugador, y que no ha gustado en exceso al barcelonismo, pero en lo deportivo preocupa la faceta defensiva. Un aspecto en los que Coutinho y Dembelé ya sufrieron a su llegada a Barcelona y que el ariete deberá pulir en apenas semanas. 

Su currículum avala su fichaje tras pasar por grandes ligas europeas. En Alemania, con la camiseta del Eintracht Frankfurt conquistó la Copa de Alemania, aunque su mayor rendimiento lo dio en el Milan, años antes donde llegó a marcar en el Camp Nou en una eliminatoria de Champions.

Gol de Boateng al Barça 

Sus cifras goleadores no son alentadoras, pero presumiendo que tendrá pocos minutos, deberá rendir al máximo con pocas oportunidades. En toda su carrera, en la liga italiana ha marcado 15 goles en casi 100 partidos, y ostenta 16 tantos en su cuenta particular en su paso por la Bundesliga. Con el Tottenham, en su breve paso por la Premier, marcó un gol en 17 partidos. 

Con esas cifras, y un Suárez voraz en el área su titularidad será justa y medida, aunque la presencia de un delantero de su poderío físico y buen juego aéreo serán una nueva baza a tener en cuenta por Valverde.

 
Hoy destacamos