Universo Blaugrana

Arturo Vidal, Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol frente al PSV / EFE

Arturo Vidal, Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol frente al PSV / EFE

La impaciencia de Arturo Vidal amenaza a Valverde

El chileno reclama más protagonismo en el equipo, pero la falta de adaptación al juego posicional y de toque del Barça obliga al 'Txingurri' a darle pocas oportunidades

Claudia Granja @c_granjafranch

20.09.2018 12:23h Actualizado: 20.09.2018 17:16 h.

3 min

Arturo Vidal fue muy claro en su presentación. Vino al Barça a por un nuevo reto y con el objetivo de hacerse un sitio en el once titular del equipo. El chileno es un jugador de pasión, fuerza y calidad, pero su rendimiento todavía está muy por debajo del que ofreció en el Bayern de Munich y todavía se le ve perdido en una medular donde debe reinar el orden y la serenidad. Esa que aportan Rakitic y Busquets y a la que le da brillo Coutinho.

Ernesto Valverde quería un mediocentro físico, de garra, especialmente después de la eliminación histórica en el Olimpo de Roma de la temporada pasada en cuartos de final de la Champions League, donde ninguno de sus jugadores creyó que podría caer en Italia tras ganar en el Camp Nou por 4 a 1. Con el inicio de la competición europea, parece ser que su momento se acerca, pero Valverde volvió a darle un tiempo residual. Cinco minutos más el añadido.

El plan de Valverde

El 'Txingurri' tiene un plan específico para cada nueva incorporación y entre ellos Arturo Vidal no se escapa. Es un jugador con mucha experiencia, pero el Barça es un fútbol distinto. Desde que fichara por la entidad catalana a principios de agosto, Valverde le ha permitido jugar, pero no con el tiempo necesaria para que 'The King' pueda demostrar sus virtudes. Debutó con la zamarra azulgrana en la final de la Supercopa de España frente al Sevilla, pero fue el tercer y último cambio con apenas cinco minutos para llegar al 90. 

En Liga tampoco ha gozado de grandes oportunidades. Hasta la fecha siempre ha entrado en convocatoria, pero ha disputado un total de 51 minutos de 360 posibles. Frente al Alavés jugó cinco minutos, contra el Valladolid 15 y frente al Huesca 20. El último encuentro de la competición doméstica contra la Real Sociedad en Anoeta contó con 13 minutos. Este martes, ya en competición europea y donde se espera que el chileno emerja como una alternativa de valor en el equipo, Valverde le cedió cinco minutos más el añadido, por detrás de Arthur y de Lenglet, que debutó en Champions por la expulsión de Umtiti. 

Falta de adaptación

En el Barça nadie cuestiona su calidad, pero es innegable que el sistema de juego azulgrana necesita de un periodo transitorio que algunos cumplen con mayor rapidez. El '22' todavía no ha asumido los automatismos defensivos y ofensivos del equipo, el juego posicional y, sobre todo, el tempo que el Barça impone en los partidos. El chileno se ha visto sucumbido a un rol secundario que no acaba de convencerle. De momento, el jugador confía en sus capacidades y no agacha la cabeza frente a las adversidades, pero si esta situación se alarga podría convertirse en un problema para el vestuario. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una foto dice mas que mil palabra!! excelente triunfo equipo!!

Una publicación compartida de Arturo Vidal (@kingarturo23oficial) el

 

Arturo es un jugador de carácter y muy temperamental. Se las ha tenido tiesas en otros clubs y en el Barça no quieren que un vestuario lleno de paz se alborote. Ya vivieron episodios anteriores similares con Eto'o, Van Bommel o Ibrahimovic y la paz es también una de las prioridades del equipo. Cada uno debe entender su rol. Además, algunos de los pesos pesados han halagado a las nuevas incorporaciones, pero el que más elogios ha recibido ha sido el brasileño Arthur. Incluso Messi se atrevió a compararlo con Xavi en una entrevista reciente

De momento el jugador continúa trabajando duro mientras Valverde observa su rendimiento. El domingo frente al Girona posiblemente tendrá otra oportunidad de reivindicarse. Eso sí, las oportunidades no se regalan y Valverde no suele dar minutos hasta que el partido está casi sentenciado. Que Arturo juegue también depende del rendimiento de los titulares para encarar el marcador a favor lo antes posible.

 
Hoy destacamos