Universo Blaugrana

Una foto de Matthjis De Ligt / EFE

Una foto de Matthjis De Ligt / EFE

El inflado precio por De Ligt provoca un giro en los fichajes urgentes del Barça

Las exigencias económicas del Ajax por el central obligan a la dirección deportiva azulgrana a buscar otras opciones viables

Claudia Granja @c_granjafranch

07.11.2018 16:43h

1 min

El Barça sigue de muy cerca la evolución de De Ligt con el Ajax. La joven promesa holandesa es uno de los máximos deseos del club catalán para el próximo mercado de verano y el jugador también ve con buenos ojos recalar en la Ciudad Condal.

Las negociaciones por el jugador continúan, al igual que por De Jong, pero tras la negativa del club holandés el verano pasado, parece que el escenario no mejora. El Ajax quiere sacar el máximo rendimiento económico de sus dos grandes estrellas. Asimismo, el interés de otros grandes de Europa por ambos jugadores ha aumentado la cotización de los mismos, y el Ajax jugará esa baza a su favor para aumentar el precio de su venta, que a siete meses de finalizar la temporada, parece inevitable.

Por ello, el Barça se ve obligado a buscar alternativas ante lo que se avecina; una operación en que ambas partes están de acuerdo, menos el club con los derechos del jugador. Con las lesiones de Vermaelen y Umtiti, y el belga con un pie y medio fuera del club, el Barça está obligado a fichar a un zaguero el próximo verano o, incluso, este invierno.

Candidato inesperado

En esta lista de candidatos, se ha colado un nuevo nombre: Kalidou Koulibaly, jugador del Napolés. Al parecer y según informa France Football, Ariedo Braida habría sido el enviado azulgrana para examinar en persona las cualidades del central frente al Liverpool este martes.

Una foto de Kalidou Koulibaly, central del Napolés / EFE

Una foto de Kalidou Koulibaly, central del Napolés / EFE

Una opción de garantías, pero también difícil. El jugador renovó recientemente su contrato con el club italiano hasta 2023 y el Napolés no contempla su venta. Además, su fichaje exigiría una cantidad similar a la que el Ajax exige por De Ligt –alrededor de 70 millones de euros—y su proyección no es la misma.

Koulibaly tiene 27 años, una edad superior a la que prefiere el club para un jugador de su categoría y posición en el verde. El culebrón central no ha hecho más que empezar.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.