Universo Blaugrana

Sergio Busquets en una acción del partido Barça-Leganés / EFE

Sergio Busquets en una acción del partido Barça-Leganés / EFE

El insuficiente 'overbooking' en el centro del campo del Barça

La zona con más efectivos necesita ser reforzada

27.09.2018 19:03h

2 min

El Barça no ha mostrado su mejor cara en los dos últimos partidos de liga y el principal foco del problema apunta al centro del campo. La mala conexión de éste con la línea defensiva y los jugadores de ataque no ha hecho más que provocar situaciones incomodas y fallos que han costado los primeros puntos de la temporada.

Lo más curioso de este caso no es la falta de personal para ocupar posiciones en el centro del campo azulgrana, sino la poca confianza que ofrece su juego. De ahí que Ernesto Valverde haya preferido optar por jugar, pese a la falta de equilibro que provoca, con un hombre de ataque como Philippe Coutinho en la línea media en vez de ubicar junto a Sergio Busquets e Ivan Rakitic a un centrocampista natural.

Además, como se vio en el partido de la quinta jornada de liga contra el Girona, ni Arturo Vidal ni Arthur están preparados para asumir galones desde el inicio. Aún así, el chileno y el brasileño parten como las principales opciones a la hora de realizar cambios durante los encuentros.

Fichaje necesario

Todo ello lleva a que el Barça ya esté trabajando para conseguir a ese perfil de jugador que no pudo adquirir en el pasado mercado de fichajes estival y que ha obligado a Ernesto Valverde a parchear, sin demasiado éxito, el centro del campo azulgrana.

Frenkie de Jong con la camiseta del Ajax / EFE

Frenkie de Jong con la camiseta del Ajax / EFE

Los nombres que suenan con más fuerza son los del francés Adrien Rabiot y el del holandés Frenkie De Jong. Ambos ofrecen el perfil que demanda el puesto de centrocampista del Barça, además de atesorar en sus botas una calidad excelente tanto individual como colectiva.

Los dos futbolistas sonaron con fuerza como posibles nuevas llegadas al Camp Nou, pero la dureza a la hora de negociar tanto del PSG como del Ajax imposibilitaron su llegada, pese a que ambos se habían mostrado complacientes al posible fichaje.

Situación diferente

El Barça se resignó y se quedó sin su refuerzo deseado para el centro del campo, para el que también sonó el francés Paul Pogba del Manchester Unietd. De hecho, el interés por el francés se ha reactivado y el Barça ya se hace una idea de cuanto le costaría traerlo al Camp Nou. Sin embargo, ahora el club azulgrana no tiene margen de error y debe apostar muy fuere por la llegada de alguno de ellos.

La opción de esperar y ver como se desarrollaba la temporada con los efectivos disponibles ya se ha gastado y no ha salido nada bien. Cuatro puntos perdidos en dos jornadas de liga y contra rivales asequibles dan fe de ello.

Pogba pelea un balón durante un partido del Manchester United / EFE

Pogba pelea un balón durante un partido del Manchester United / EFE

Y es que pese a contar con un gran número de centrocampistas, Ernesto Valverde no ha contado ni con la mitad. El papel de Denis Suárez, Rafinha y Samper ha sido inexistente, siendo una prueba evidente de que el técnico no cuenta demasiado con ellos.

Por otro lado están los canteranos Carles Aleñá, con ficha en el primer equipo, y Riqui Puig, a los que el técnico aún ve muy verdes para que recaiga tanta presión sobre sus espaldas.

Aguantar

A estas alturas de la temporada al Barça no le queda otra que utilizar a los efectivos de los que dispone hasta enero. Más allá del problema del centro del campo, los azulgrana deberán trabajar también en dotar de consistencia a una defensa que parece perdida y de apuntalar un ataque en el que Leo Messi y Luis Suárez necesitan una colaboración eficaz.

Ahora el Barça afronta uno de los tramos más exigentes de la temporada tanto en el campeonato doméstico como el la Champions League. El objetivo es aguantar hasta que se reabra el mercado de fichajes y que la llegada de un centrocampista a la altura del nivel deseado no se produzca demasiado tarde.

 
Hoy destacamos