Universo Blaugrana

Coutinho, intermitente / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Coutinho, intermitente / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

La intermitencia de Coutinho preocupa en el Barça

El barcelonismo empieza a mostrar su descontento con el rendimiento del brasileño tras meses viviendo de rentas

Claudia Granja @c_granjafranch

03.12.2018 18:17h

2 min

Llegó como una estrella y de momento solo ha dado destellos. Philippe Coutinho vive sus días más tensos desde que viste de azulgrana apunto de cumplirse un año de su fichaje --el más caro de la historia del club-- y por el que se abonaron 140 millones de euros más 20 en variables. 

Desde que aterrizó en el Camp Nou, el brasileño todavía no ha encontrado la continuidad que se espera de un jugador de su nivel y atrás quedan los días en que era el líder de su equipo. Enamoró al barcelonismo vestido de red, y de momento como azulgrana, solo los goles y algunas jugadas marcianas han levantado de los asientos a miles de espectadores. 

Coutinho celebra un gol con el Barça la temporada pasada / EFE

Coutinho celebra un gol con el Barça la temporada pasada / EFE

Su primera temporada como azulgrana fue de adaptación. Tuvo problemas para encontrarse en el terreno de juego, en una posición de interior que no le favorece, dadas las tareas defensivas que requiere, pero supo ganarse al público con una rápida integración al grupo y con 10 tantos que valieron victorias. 

Sin liderazgo

Ya en su segunda temporada, parece que las excusas se acaban para el que 7 azulgrana. La primera apuesta de Ernesto Valverde --con Dembelé y Coutinho en el once inicial-- evidenció las carencias defensivas de ambos jugadores y puso en apuros al equipo. Con el francés de capa caída, Coutinho heredó el extremo derecho en una posición más ofensiva y con menos exigencias a la espalda. 

Una foto de Coutinho durante el partido frente al Inter de Milán / EFE

Una foto de Coutinho durante el partido frente al Inter de Milán / EFE

Aun así, el experimento de Valverde tampoco ha surtido efecto en el mediapunta. Su rendimiento desde que llegó a la Ciudad Condal nunca ha alcanzado la plenitud que mostró en el Liverpool y la paciencia de los aficionados empieza a acabarse. Frente al Villarreal recibió los primeros pitos de un Camp Nou que suele dar margen de mejora a sus jugadores, pero que ve en Coutinho un talento innato que todavía no ha sacado a relucir de azulgrana. 

El brasileño firmó otro partido en el que pasó de puntillas por el verde. Desaparecido volvió a ser desequilibrante en jugadas puntuales, pero no fue una opción constante para sus compañeros ni en el centro del campo, ni en defensa. Algunos jugadores se les permite ese rol, a Coutinho no. Ni por su precio, ni por su categoría. 

Objetivo primordial

El brasileño debe volver a recuperar la forma y la inspiración tras recuperarse de la lesión. La temporada es larga y el equipo necesitará su mejor versión para aspirar a todos los títulos. Con Messi en el verde, el capitán es el líder, pero debe asumir un rol importante. De momento, solo ha anotado cuatro goles en el campeonato doméstico y suele ser un cambio fijo para el Txingurri. Algo extraño para un jugador de su nivel. 

Ni con la ausencia del 10 por lesión se dio por aludido y Luis Suárez fue quien por aquel entonces desarrolló ese papel. El Barça espera al brasileño antes de que el Camp Nou agote su paciencia. 

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.