Universo Blaugrana

Jordi Alba, uno de los puntos bajos del Barça en la derrota contra el Athletic / FCB

Jordi Alba, uno de los puntos bajos del Barça en la derrota contra el Athletic / FCB

Jordi Alba la lía: "Hemos jugado muy bien"

El lateral vuelve a causa polémica por la poca autocrítica

Ángel Álvarez

21.01.2022 01:31h Actualizado: 21.01.2022 03:32 h.

1 min

Golpe doloroso para el FC Barcelona en la Copa del Rey. Los vigentes campeones del torneo copero se despiden en los octavos de final, tras perder merecidamente contra el Athletic Club (3-2) en San Mamés. A pesar de la evidente superioridad del rival, tanto en intensidad como en ocasiones generadas, Jordi Alba ha vuelto a liarla con sus declaraciones de nula autocrítica.

Tras finalizar el mencionado enfrentamiento, el lateral izquierdo del Barça expresó lo siguiente: "Nos toca esta cruz ahora... pero creo que hemos hecho un muy buen partido. Tenemos que vigilar esas transiciones en contra, que nos hacen mucho daño, pero la actitud ha sido muy buena". Además, añadió que "es un año difícil, con muchos jugadores nuevos, que eso siempre cuesta, pero nos quedan las ganas de seguir trabajando, de seguir mejorando, y tenemos que animar y ayudar a los jóvenes, que a ellos todavía les quedan muchos años en esto".

Alba, una de las vacas sagradas del Barça, fue superado por Nico Williams en San Mamés / EFE

Alba, una de las vacas sagradas del Barça, fue superado por Nico Williams en San Mamés / EFE

Partido decepcionante

Justamente Jordi Alba ha sido una de las figuras más negativas del equipo durante el partido. Sus errores costaron caro al Barça durante los tramos de mayor asedio del Athletic Club. En gran parte del compromiso, el defensa sufrió en el marcaje contra Nico Williams, siendo superado en la mayoría de las oportunidades. No fue competitivo en esas acciones, lo que permitió al rival encontrar una vía para atacar en ese costado.

El broche de oro de su decepcionante actuación fue en la prórroga, cuando tocó el balón con la mano dentro del área. Si bien la decisión del penalti puede considerarse como un tanto rigurosa, la realidad es que representa perfectamente lo poco fiable que es el jugador de 32 años de edad.

 
Hoy destacamos