Universo Blaugrana

Jordi Alba, en una acción ante el Rayo | FCB

Jordi Alba, en una acción ante el Rayo | FCB

Jordi Alba revoluciona el Rayo-Barça en 30 minutos

La entrada del lateral en la segunda mitad, determinante para el triunfo blaugrana en Vallecas

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

27.01.2021 23:48h

2 min

El FC Barcelona estuvo cerca de pagar muy cara su falta de pegada en Vallecas. El conjunto blaugrana dominó por completo el choque ante el Rayo Vallecano, y esta vez sí transformó este abuso en ocasiones de peligro. No obstante, el poco acierto les complicó de forma exagerada un encuentro que deberían haber sentenciado mucho antes. 

En la primera mitad, las acciones de peligro se sucedieron. Trincao, uno de los más activos, tuvo varias claras. Como también Messi, De Jong, Griezmann o Riqui Puig. No obstante, entre los palos y el guardameta Dimitrievski salvaron a los locales y les dieron opciones de soñar. 

Jordi Alba, celebrando con Messi y De Jong un gol contra el Rayo | FCB

Jordi Alba, celebrando con Messi y De Jong un gol contra el Rayo | FCB

Los de Koeman jugaron con fuego, y estuvieron cerca de quemarse. Desperdiciaron constantes acciones, y en cambio los madrileños, la primera que tuvieron la metieron al contraataque. Un tanto que amenazó el camino de los culés en Copa del Rey. Al menos, durante pocos minutos, hasta que el técnico holandés sacó la artillería pesada y revolucionó el choque. 

Exhibición de Jordi Alba

Pocos minutos después del gol del Rayo, el entrenador del Barça puso en el terreno de juego a Jordi Alba, Dembelé y Pedri, tres de sus mejores opciones ofensivas que tenía en el banquillo. Una estrategia que no tardó en surtir efecto. Especialmente determinante fue el lateral, que protagonizó una auténtica exhibición en menos de 30 minutos y fue uno de los grandes artífices de la remontada blaugrana. 

El de l'Hospitalet dejó en mal lugar a Junior Firpo con su actuación. Hizo más en pocos minutos que el dominicano en casi 70. Fue un auténtico puñal por la banda izquierda, aprovechando las carencias físicas de los jugadores del Rayo con su velocidad. Nada más entrar, ya estuvo cerca de asistir a Messi, pero el argentino no estuvo certero. 

Precisamente, de su conexión, posiblemente una de las más repetidas en los últimos años en el Camp Nou, surgió el tanto de la remontada. Maravilloso pase del 10 a Jordi Alba por encima de la defensa, y asistencia del lateral para un De Jong enrachado. 

Pese a sus carencias en defensa, Alba volvió a demostrar que en el fútbol del Barça, es una pieza indispensable. Su conexión con Messi no tiene precio. Se encuentran sin mirarse. Al cuadro de Koeman le bastó con 30 minutos estelares del lateral para conseguir lo que Firpo no hizo en todo el partido. Lo que deja bien a uno, y también muy mal al otro. 

 
Hoy destacamos