Universo Blaugrana

Jordi Alba se marcha lesionado y saluda a Araújo Barça / FCB

Jordi Alba se marcha lesionado y saluda a Araújo Barça / FCB

Jordi Alba se rompe tras jugar en Múnich con molestias

El jugador del FC Barcelona tuvo que salir del terreno de juego tras romperse de nuevo ante los alemanes

Jonathan Mondéjar

09.12.2021 10:19h

1 min

Xavi avisó: “Hay que arriesgar”. Pues con uno de los capitanes salió mal. La razón no es otra que la lesión de Jordi Alba, que jugó con molestias físicas ante el Bayern de Munich en la última jornada de la fase de grupos de la Champions. Tuvo que ser cambiado. Cayó de nuevo.

Mingueza jugando con el Barça / FCB

Mingueza jugando con el Barça / FCB

Todo ocurrió en el minuto 30 de juego cuando el lateral izquierdo del FC Barcelona despejó un balón con su pierna buena. Notó un tirón y lo hizo saber a los servicios médicos. Xavi preparó el cambio de inmediato. Mingueza entró a la media hora de juego por Alba y con empate a cero en el marcador.

Todo se fue al traste

Cuando se fue Jordi Alba todo se desmoronó. El orden y el empate a cero se difuminaron y el Barça parecía otro. El de Hospitalet estaba forzando la máquina e incluso fue duda hasta el último momento. Xavi decidió contar con él para la final ante los alemanes. Un riesgo excesivo.

Los jugadores del Barça, desolados / FCB

Los jugadores del Barça, desolados / FCB

Después Óscar Mingueza, que no Balde siendo lateral izquierdo, entró en su lugar y el ataque alemán se mudó de banda. El canterano fue un coladero y desbordado en todo momento. No podía repeler las acometidas de los de Nagelsmann.

Con Dembelé sí funcionó

El mosquito tenía más rodaje que el resto de los tocados o lesionados y jugó gran parte del encuentro. Era de hecho su primera titularidad como jugador del FC Barcelona en la presente temporada.

Dembelé atacando con el Barça / FCB

Dembelé atacando con el Barça / FCB

Xavi Hernández puso a Dembelé de inicio y fue el único brote verde en el escaso ataque azulgrana. El francés estaba rodeado por dos o tres contrarios. Lo cual era misión imposible. Sin embargo, aguantó y no recayó de su lesión.

 
Hoy destacamos