Universo Blaugrana

Una foto de Lika Jovic, delantero del Real Madrid / EFE

Una foto de Lika Jovic, delantero del Real Madrid / EFE

Jovic y Morata, los fichajes que fueron vetados en el Barça

Los dos delanteros fueron opciones reales para la delantera azulgrana, pero la convivencia en el vestuario frustró sus incorporaciones

Claudia Granja @c_granjafranch

10.06.2019 18:05h

2 min

Fueron opciones reales y ahora son líderes de dos rivales directos en las tres competiciones que disputa el Barça. Se trata de Luka Jovic, recientemente anunciado nueva incorporación del Real Madrid, y Álvaro Morata, quien llegó al Wanda Metropolitano en el mercado invernal para reforzar la delantera rojiblanca. 

El mercado invernal abrió la puerta de la Ciutat Esportiva del FC Barcelona para ambos jugadores, pero pese a ser opciones reales y contrastadas para la secretaría técnica, la opción final fue Prince Boateng. Un jugador más económico, pero que resultó ser un fiasco absoluto de la dirección deportiva.

Una elección que no vino totalmente desde las oficinas de la directiva, sino también desde el propio vestuario azulgrana. El primer problema que tuvo el club catalán fue el precio de ambos delanteros. Tras anunciar el fichaje de Frenkie De Jong por 86 millones de euros, la inversión no podía ser excesiva con vistas a junio, donde ahora, todo son prisas para cuadrar un déficit que oscila entre los 70 y los 80 millones de euros. El Eintracht no estaba dispuesto a negociar a mitad de temporada y Morata tenía un precio mayor de cesión, siete millones de euros, y una posible opción de compra no obligatoria de alrededor de 60 millones de euros.

El veto deportivo

Pero más allá de las cuestiones económicas, otro de los problemas que tuvo la secretaría técnica a la hora de sopesar el refuerzo para la delantera azulgrana, motivada por la salida de Munir al Sevilla, fueron cuestiones deportivas y personales. Valverde prefería a un delantero de garantías, pero también era consciente del cisma que hubiera generado en el vestuario. 

Con Luis Suárez como intocable dado su buen rendimiento en el campeonato doméstico y también por su estrecha relación con Leo Messi, el Txingurri recomendó desestimar cualquier fichaje que pudiera poner en jaque la paz y la convivencia en el vestuario. "Si lo traes me creas un problema". Un problema que se hubiera traducido, a efectos reales, en un desajuste de la jerarquía del vestuario azulgrana. 

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Con el equipo lanzado a por el triplete en enero, la prioridad era no trastocar un vestuario donde reinaba la paz y el buen entendimiento. Según informó El Club de la MitjanitErnesto Valverde antepuso la gestión del vestuario para no enfrentar a dos figuras claves con posibles suplencias ante la presencia del español y el serbio. 

Dos jugadores titulares en cualquier equipo que hubieran puesto en jaque la figura de El Pistolero y confrontado las decisiones técnicas. Ahora, con Jovic en el Santiago Bernabéu y Morata con posibilidades de volver a Stamford Bridge tras la salida de Eden Hazard al Madrid, el Barça busca nueve sin posibilidades de incorporar a dos de los mejores del mercado.

 

Hoy destacamos