Universo Blaugrana

Una disputa de un balón aéreo entre el Barça y el Athletic, con Araujo de por medio / EFE

Una disputa de un balón aéreo entre el Barça y el Athletic, con Araujo de por medio / EFE

El juego aéreo penaliza al Barça de Koeman

Los balones aéreos se convierten un año más en un quebradero de cabeza para el Barça

Redacción Culemanía @culemanias

23.08.2021 14:47h Actualizado: 23.08.2021 14:48 h.

2 min

No es precisamente una novedad. El juego aéreo se convirtió el año pasado en uno de los grandes quebraderos de cabeza para el conjunto dirigido por Ronald Koeman. El equipo sufría cada vez que tenía que defender una falta lateral, un saque de esquina desde el córner o simplemente un balón alto fruto de un centro o un mal despeje de la zaga. 

Pues bien, a pesar de los precedentes, no parece que el staff técnico haya encontrado una solución a este problema. Así se vio en el segundo duelo oficial de la temporada. El Athletic de Bilbao, que ya había contado con ocasiones de gol de todo tipo hasta entonces, encontró el tanto en el arranque del segundo tiempo, tras un saque de esquina rematado por Íñigo Martínez en el primer palo.

En la jugada, el defensa vasco se impone con claridad a Éric García, que cuajó una noche para olvidar. Tampoco Ronald Araujo, que ya había entrado al campo en sustitución de Gerard Piqué y estaba a poca distancia de la marca, logró anticiparse al jugador rival. 

Advertencia de Koeman 

La potencia por alto del Athletic no es ningún secreto. El club bilbaino tradicionalmente ha apostado parte de su potencial ofensivo en los balones aéreos. Por tanto, al Barça no le pilló por sorpresa

Los jugadores del Athletic Club celebran su gol ante el Barça / EFE

Los jugadores del Athletic Club celebran su gol ante el Barça / EFE



Tanto es así que el propio Koeman lo advirtió en la rueda de prensa previa al duelo del pasado sábado. "Tenemos que defender bien su juego aéreo", dijo el neerlandés. Pues ni con esas. El equipo azulgrana volvió a fallar en un aspecto del juego que le acabó costando dos puntos en su primera salida a domicilio del campeonato. 

Faltan piezas 

Lo más preocupante es que la situación no parece fácilmente mejorable en el corto plazo. Dentro de la actual plantilla blaugrana, Piqué es el jugador que más domina esta faceta, aunque el zaguero se perderá casi seguro el próximo partido, contra el Getafe. El otro defensa con más potencia por arriba es Araujo, pero a su lado las piezas escasean. 

Ronald Koeman en el entrenamiento previo al Barça-Athletic de Liga / FCB

Ronald Koeman en el entrenamiento previo al Barça-Athletic de Liga / FCB

 

El recién llegado Éric García tiene uno de sus puntos débiles en los balones por alto, mientras que Lenglet nunca se ha caracterizado por aportar una gran seguridad por alto. Tampoco es este el fuerte de Mingueza o de laterales bajitos como Jordi Alba o Sergiño Dest, ambos titulares. Un panorama ante el que Koeman deberá buscar soluciones cuanto antes. 

 
Hoy destacamos