Universo Blaugrana

Jordi Alba intenta ganar el balón en el Barça-Betis / EFE

Jordi Alba intenta ganar el balón en el Barça-Betis / EFE

El verdugo del Barça que aspira al puesto de Jordi Alba

Mientras el Barça busca suplente para el defensa, la actuación del Betis en el Camp Nou coloca a una joven promesa como principal candidata

Claudia Granja @c_granjafranch

13.11.2018 12:05h

2 min

El Barça mantiene su búsqueda incesante para encontrar el recambio perfecto para Jordi Alba. El lateral azulgrana es el único jugador sin un recambio natural en el primer equipo y reforzar esa demarcación es primordial para que el de L'Hospitalet no acumule todos los minutos y pueda descansar cuando lo necesite. Con ese escenario, el Barça prevé reforzar la plantilla el próximo verano tras estudiar los distintos candidatos que se apilan sobre la mesa de Eric Abidal. 

Tras el partido frente al Betis, donde Alba volvió a estar excelso en ataque y defensa, la dirección deportiva del club ha anotado un nuevo nombre en la lista de posibles candidatos. Junior Firpo. Coincidencia o no, el lateral bético se ha colado en la lista azulgrana de aspirantes a una posición casi imposible de arrebatar a Jordi Alba. Su partido frente al Barça, en el escenario más difícil, el Camp Nou, fue para enmarcar. Se desdobló, defendió, volvió loco a Sergi Roberto y marcó. Una tarde perfecta para un chaval que tan solo tiene 22 años.

Talento por explotar

El joven lateral aterrizó en el Betis la pasada campaña de la mano de Quique Setién quien vio en él una proyección que, poco a poco, se está cumpliendo. Llegó a Sevilla en febrero y apenas lleva 25 partidos en Primera División, pero es un indiscutible del esquema del técnico cántabro. Todavía tiene mucho por aprender, pero el sistema de juego de los verdiblancos y su potencial físico son aspectos que explotan sus cualidades futbolísticas. 

Una foto de Junior Firpo con el Betis

Una foto de Junior Firpo con el Betis

Unas cualidades que desarrolló en el Atlético Benamiel cuando emigró desde República Dominicana cuando era un niño. No le gustaba el fútbol, dada la cultura de su país, pero hizo todo por integrarse y ahora puede convertirse en uno de los laterales más cotizados de la liga española con un pecio de mercado que no supera los 15 millones de euros, pero que tiene una cláusula mayor: 50 millones de euros para blindar a un jugador de futuro. Al menos de momento. El jugador tiene contrato hasta 2023 con la entidad andaluza. 

El Betis sabe lo que tiene. Le llueven halagos de todas partes y reconocen que "tiene un enorme potencial". El Barça ya le ha echado el ojo y observa su evolución. Su salida de Sevilla se antoja complicada, pero el recambio de Alba tiene que llegar. El lateral renovará en los próximos meses con el club, pero necesita competencia y un sustituto.

 

Hoy destacamos