Universo Blaugrana

Ronald Koeman, víctima de los memes en las redes sociales / EFE

Ronald Koeman, víctima de los memes en las redes sociales / EFE

Koeman paga los platos rotos del primer año sin Messi

La primera temporada sin el astro argentino le pasa factura al holandés

Aitor Rus @aitorus94

22.09.2021 17:38h Actualizado: 22.09.2021 17:39 h.

2 min

Koeman ha pagado la novatada. Desde hace años flotaba la idea en el Camp Nou de que Messi tapaba muchas de las carencias del club. Con su futbol Leo ha conseguido opacar, casi siempre, las crisis de juego, la mala gestión deportiva y económica y hasta las crisis de resultados. El simple hecho de ver al 10 en el campo atenuaba, en muchos casos, el descontento de la parroquia culé.

Sin el escudo de Messi

Este año Koeman y el equipo han quedado desnudos. Por primera vez desde 2005 un entrenador del Barça no ha podido alienar a Messi en sus onces iniciales. Desde Guardiola, pasando por Luis Enrique o Ernesto Valverde han podido ver como la pulga salvaba al equipo con sus recortes, sus goles y sus asistencias antes situaciones donde el colectivo no era suficiente.

A diferencia de sus homólogos, Koeman no ha podido encomendarse a un Messi capaz de levantar partidos por sí mismo y que ha acaparado siempre los focos tanto en la bonanza como en la escasez. Ser el mejor jugador del mundo y el mejor pagado conlleva una gran responsabilidad.

Moreno saludando a Koeman / FC Barcelona

Moreno saludando a Koeman / FC Barcelona

 

En su última etapa Leo ha llegado donde no llegaba el juego del equipo. Las dos últimas ligas de Ernersto Valverde constatan el hecho de que el futbol del Barça empezaba y acababa en Messi generando una dependencia enorme sobre el 10.

La losa del cruyffismo

Koeman no ha escondido nunca su pragmatismo. Ante la situación que heredó, siempre fue partidario de agarrar los resultados por el pescuezo para no dejar escapar puntos, antes que de convencer a través del juego, algo que choca de manera frontal con la filosofía cruyffista de Laporta a la cual se ha referido como "innegociable". El presidente se ha definido siempre como un gran defensor de esta visión del fútbol basada en la valentía, el buen juego y la apuesta por los jugadores de la casa.

Jordi Cruyff, hijo de Johan Cruyff

Jordi Cruyff, hijo de Johan Cruyff

La ausencia de Messi ha obligado a Koeman a agudizar su predilección por el marcador. Ya no valen las florituras, solo vale sobrevivir a través de los resultados, el problema es que estos tampoco han acompañado a Koeman, sobre todo desde su derrota en Granada la temporada pasada. Nadie sabe cual hubiese sido la fortuna de entrenadores anteriores de no haber contado con el 10, lo que si sabe Koeman es que, en su ausencia, se encuentra cerca del abismo.

 
Hoy destacamos