Universo Blaugrana

Koeman no entiende cuando se pitan las manos / EFE

Koeman no entiende cuando se pitan las manos / EFE

Koeman se ahoga en el 3-5-2 por castigar a Dembelé

El esquema de tres centrales ha dejado de ser efectivo en los últimos encuentros

09.05.2021 20:25h Actualizado: 09.05.2021 20:33 h.

2 min

El cargo de Ronald Koeman en el FC Barcelona se empieza a tambalear. Aunque hace unos meses su continuidad parecía segura, al héroe de Wembley le están empezando a salir los primeros detractores. El pobre rendimiento del equipo azulgrana en los partidos contra equipos grandes le deja como uno de los principales señalados.

Obviando la visita al Pizjuán en Liga, la vuelta de semifinales de Copa contra el Sevilla y la final contra el Athletic, el Barça se ha arrugado en los encuentros importantes: los dos contra Real Madrid Atlético en Liga, el duelo ante el Granada clave para situarse líder, los choques ante PSG Juventus en el Camp Nou y la final de la Supercopa de España.

Simeone le ganó la partida

Yendo al compromiso más reciente, Simeone le ganó claramente la partida a Ronald Koeman en el partido entre FC Barcelona Atlético de este sábado. El técnico argentino dispuso un 5-3-2 con las líneas muy juntas, que viene siendo su esquema habitual desde que empezó la temporada. Los culés no pudieron dominar el partido ni generar acciones de peligro. Se limitaron a esperar que Messi frotara la lámpara.

Griezmann y Koke en el Barça-Atlético / REDES

Griezmann y Koke en el Barça-Atlético / REDES

Ante un equipo que junta las líneas, que no deja espacios en el carril central y al que no le asusta que el rival tenga la posesión, el plan de Koeman no podía ser el mismo de las últimas semanas. Y el encuentro que planteó el Atlético de Madrid no fue ninguna sorpresa. Llevan toda la temporada jugando así.

Lo más llamativo fue la suplencia de Dembelé. Si bien es cierto que Griezmann le ha ganado la partida en los últimos partidos, el tipo de duelo se adecuaba más a las aptitudes de Ousmane que a las de Antoine. El francés fue el más destacado en el Wanda Metropolitano y podría haber hecho daño desde cualquiera de los dos flancos. Tal y como hizo Messi con sus diagonales.

5 de 8

Aunque el Barça ha ido sacando partidos hacia adelante, la realidad es que el 3-5-2 ha dejado de ser tan efectivo como lo era a principios de marzo. Sobre todo porque los equipos han aprendido a desactivar las armas del conjunto azulgrana y cada vez son más los que optan por copiar el esquema.

Dembelé tras marcar contra el Real Valladolid / EFE

Dembelé tras marcar contra el Real Valladolid / EFE

Lo han hecho cinco de los últimos ocho rivales del FC BarcelonaValladolid, Getafe, Granada, Valencia Atlético. La única victoria plácida, al menos por resultado, fue ante los azulones (5-2). Y a falta de tres minutos, el resultado era de 3-2. En el resto de duelos, triunfos por la mínima ante Valladolid Valencia, empate frente al Atlético y derrota con el Granada.

Y el próximo martes, partido contra el Levante, otro equipo que también recurre al 5-3-2 en muchos encuentros. Si Koeman sigue con el 3-5-2, el guión será igual de previsible que en las últimas semanas: control defensivo, pocas ocasiones y a esperar que la balanza caiga del lado culé.

 
Hoy destacamos