Universo Blaugrana

Koeman, en un instante del Barça-Levante / EFE

Koeman, en un instante del Barça-Levante / EFE

Koeman sienta en el banquillo al amigo de Laporta

El técnico holandés decidió prescindir contra el Levante de uno de los futbolistas que tiene mejor relación con el presidente

Redacción Culemanía @culemanias

16.05.2021 23:11h

2 min

El Barça protagonizó una derrota imperdonable ante el Celta en el Camp Nou (1-2) y dijo adiós a la temporada de la peor manera posible. Los de Koeman se mostraron como un equipo sin garra, sin ambición y completamente superado. Joan Laporta ha tomado nota de la insuficiente fase final del curso de la plantilla blaugrana, y ya tiene en el punto de mira a los jugadores que formarán parte de la limpieza este verano

Tremendamente discutido sale también el técnico holandés, que ha demostrado una evidente incapacidad de dar la vuelta a los partidos. El entrenador del Barça ha hecho un gran trabajo a la hora de hacer crecer a los jóvenes, pero muchos de sus métodos no convencen a la actual directiva. 

Messi lamentando una ocasión contra el Celta / EFE

Messi lamentando una ocasión contra el Celta / EFE

Contra el Levante, volvió a plantear sustituciones más que discutibles que acabaron de matar a los culés. Sacó del terreno de juego a Griezmann y Dembelé para buscar la remontada. Y además, se atrevió incluso a sentar en el banquillo a uno de los grandes amigos de Laporta dentro del vestuario: Gerard Piqué. 

Motivos deportivos... ¿y también personales?

Evidentemente, su rendimiento deportivo fue uno de los grandes motivos por los que Koeman sentó a Piqué en la segunda mitad para dar entrada a Sergiño Dest. El central catalán está lejos de su mejor nivel, sobre todo a nivel físico. El balance de Koeman cuando el central blaugrana está en el terreno de juego es más que discutible: 12 victorias, cuatro empates y seis derrotas; alguna de ellas cruciales. Ante el Celta, volvió a verse superado por la velocidad de los atacantes gallegos e impreciso en la salida del balón. 

Asimismo, más allá de argumentos puramente deportivos, podría existir también un motivo personal. Existe una evidente desconfianza de Koeman ante Joan Laporta, y cada vez ve más negra su continuidad pese a tener un año más de contrato. Precisamente por eso, el entrenador blaugrana podría haberse cargado a Piqué. 

Piqué, en una acción ante el Celta / EFE

Piqué, en una acción ante el Celta / EFE

El central catalán es uno de los futbolistas que tiene mejor relación con el presidente. Piqué le ha manifestado apoyo público a través de las redes sociales y con estrechos abrazos en los momentos en que han coincidido. Además, el jugador y empresario también estuvo detrás del aval de Laporta, ayudando en el último momento. Solo ha existido una única desvanecencia, con la Superliga, donde Piqué dijo entender los motivos del presidente a pesar de discrepar.

Hoy destacamos