Universo Blaugrana

Riqui Puig, nuevo emblema de La Masía, se abraza a Denis Suárez tras darle una brillante asistencia de gol / EFE

Riqui Puig, nuevo emblema de La Masía, se abraza a Denis Suárez tras darle una brillante asistencia de gol / EFE

La Masía llama a las puertas de Valverde

El debut de Riqui Puig con el primer equipo culmina una semana mágica para la cantera

Víctor Malo @VMalo8

06.12.2018 02:20h

3 min

Semana clave para la cantera del FC Barcelona. Más que nunca, los jóvenes que pasaron por las categorías de formación del club azulgrana llaman a las puertas del primer equipo. Ernesto Valverde debe escuchar la llamada.

El Txingurri no hace caso omiso a los mensajes que por activa y por pasiva le lanzan aficionados, periodistas y dirigentes. La Masía es parte de la esencia más vital del Barça y debe ser tratada con el cariño y respeto que se merece.

Valverde, acostumbrado a tirar de canteranos en el Athletic Club, ha sido mucho menos valiente hasta la fecha en Barcelona. La exigencia del entorno le hace ser más precavido. Y con razón.

Sin embargo, ya iba siendo hora de que el Txingurri se quitase los miedos y diese rienda suelta a esta joven hornada de talentos que llega con ganas. Es necesario dado que el Barça se aproxima a un alarmante tiempo de cambios. Los años no pasan en balde ni para los mejores del mundo.

Ocho jugadores que pasaron por el filial

Los cimientos del Camp Nou tiemblan cada vez que alguien osa hablar de cómo será el Barça sin Leo Messi. Algo inconcebible después de una década –desde la llegada de Pep Guardiola al banquillo del primer equipo en que la dependencia hacia el argentino ha sido absoluta.

Luis Suárez, Leo Messi y Gerard Piqué disfrutan del Barça-Cultural con sus hijos en el Camp Nou / TV

Luis Suárez, Leo Messi y Gerard Piqué disfrutan del Barça-Cultural con sus hijos en el Camp Nou / TV

Noches como la del miércoles invitan a soñar. Obviamente hay que tener cautela, ganar a un Segunda B está al alcance de los jugadores del filial, que compiten en la misma categoría. Pero esta vez ganaron jugando bien, haciendo honor al tan predicado ADN Barça.

Hasta ocho futbolistas que pasaron por categorías inferiores del club pisaron el verde del feudo azulgrana este miércoles. Sobre el césped, llegaron a coincidir siete que jugaron en el filial al mismo tiempo ya que Riqui Puig sustituyó a Oriol Busquets.

Aleñá arrancó la 'semana grande' de la cantera

La semana perfecta para La Masía comenzó el domingo por la noche, contra el Villarreal. Carles Aleñá marcó su primer gol en Liga y dejó claro que debe ser tenido en cuenta.

El Maradona de la cantera apunta maneras desde que era niño y parece tener la templanza, el talento y la ambición necesarios para triunfar. También suele hacer falta en estos casos una pizca de suerte y confianza por parte de los entrenadores.

Denis Suárez celebra frente a Carles Aleñá su gol ante la Cultural Leonesa / EFE

Denis Suárez celebra frente a Carles Aleñá su primer gol ante la Cultural Leonesa / EFE

Valverde le ha tendido la mano al convertirlo de facto en jugador del primer equipo aprovechando la baja por lesión de larga duración de Rafinha. Acudir al mercado habría sido un mensaje muy negativo para los de abajo.

Riqui Puig sigue la estela de Xavi e Iniesta

Los fichajes deben llegar para relevar a las grandes estrellas, pero no a la mínima incidencia. De este modo, lo de Aleñá por Rafinha no deja de ser un cambio de cromos similares: canterano por canterano. Esperemos que las lesiones se ceben menos con el joven del Maresme.

Ante la Cultural, Carles volvió a asumir galones. El muchacho, aunque se desempeña en una demarcación distinta, tiene cosas de su tocayo Puyol. Tanto por la melena rizada –algo más recortada en el centrocampista– como en la humildad, bondad y transparencia que transmite.

Riqui Puig, abrigado en el Camp Nou / EFE

Riqui Puig, abrigado en el Camp Nou / EFE

Contra la Cultu no fue tan protagonista como Denis Suárez, que también pasó por el filial azulgrana, o Munir, delantero formado en el club, pero contribuyó a reforzar ese grito que desgasta las cuerdas vocales de las perlas de la casa.

La Copa debe ser para La Masía

La presencia de Chumi, Miranda y Oriol Busquets ayudó a ello. Pero, sobre todo, la de Riqui Puig, el diamante en bruto que asume el desafío de ser el nuevo Xavi, el nuevo Iniesta.

Puig, con ese aspecto a caballo entre Harry Potter y Marc Márquez en plena adolescencia, demostró que compensa con carácter su falta de físico. En 35 minutos tuvo tiempo de pasar entre líneas, desequilibrar y brindar una asistencia a Denis Suárez que le ayudó a redondear una noche muy necesaria para el medio gallego.

Hay que avanzar con tiento, los jóvenes todavía no están preparados para levantar la Liga y la Champions, pero deberían asumir más protagonismo en Copa del Rey. Esta competición debería ser desde ya para ellos. Una fórmula para desgastar menos a las grandes estrellas. Una oportunidad de hacerse un hueco en el cotizado primer equipo del Barça.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.