Universo Blaugrana

Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa reciente / FCB

Joan Laporta, presidente del Barça, en una rueda de prensa reciente / FCB

Laporta reactiva un fichaje para la medular del Barça

La directiva planea pelear por un crack para mejorar el nivel del equipo

Redacción Culemanía @culemanias

23.09.2021 17:48h Actualizado: 23.09.2021 18:34 h.

2 min

La necesidad aprieta. Pese a que la caja fuerte del Barça está vacía, en el club ya empiezan a poner el foco en jugadores que puedan mejorar elevar el nivel de la plantilla, a la que se ha acusado de no tener el rango suficiente para luchar de tú a tú contra los equipos más potentes de Europa.

Uno de los nombres que ha sonado con más fuerza es el de Paul Pogba. El internacional francés de 28 años acabará contrato el próximo 2022 y eso, debido a la precaria situación económica del club, sería uno de los puntos clave para que la directiva se haya planteado su fichaje. El otro sería la indudable calidad del francés que vive uno de sus mejores momentos como jugador del Manchester United y que además de quilates, también aportaría músculo en el centro del campo.

La relación Raiola-Laporta

Pogba está representado por uno de los mayores tiburones del mercado de fichajes, el italiano Mino Raiola. Aunque en este caso, lo que a priori debería ser un inconveniente, se convierte en un argumento más para hacer posible su fichaje gracias a la buena relación que mantienen Laporta y Raiola.

El presidente del Barça no dudó en presumir de su excelente de relación con el agente italiano. Mediante esta buena sintonía entre ambos, Laporta daba a entender que la llegada de los cracks bajo la custodia de Raiola tendrían más opciones de aterrizar en can Barça.

Joan Laporta y Mino Raiola en un fotomontaje / Culemanía

Joan Laporta y Mino Raiola en un fotomontaje / Culemanía

El nombre de Pogba ya sonó en 2015 cuando en las elecciones que Bartomeu acabó ganando, Raiola inentó echar un capote a Laporta afirmando que, si Jan ganaba las elecciones, Pogba tenía muchas más posibilidades de recalar en las filas del conjunto azulgrana. No sería la primera vez que un jugador del representante acaba siendo fichado bajo el mandato de Laporta. En 2009 el club se culé hizo con los servicios de Maxwell y de Zlatan Ibrahimović. Sin embargo, el final de las relaciones del jugador sueco y su agente con la directiva de Sandro Rossell no fue el mejor de los posibles.

Golpe a otros grandes clubes

La llegada de Pogba a can Barça sería un mazazo para otros grandes clubes que también han manifestado su interés por él. El Real Madrid siempre se mostró predispuesto a hacerle un hueco en en el Bernabéu. Zinedine Zidane tampoco escondió predilección por un jugador que en los últimos años ha sonado con mucha fuerza en los pasillos de Valdebebas.

En el Barça, sin embargo, temen Raiola se lleve al jugador de gira por toda Europa para venderlo al mejor postor. Una subasta representaría un obstáculo casi insalvable para una entidad cuyas cuentas están tiritando.

Paul Pogba durante un partido con el Manchester United /REDES

Paul Pogba durante un partido con el Manchester United /REDES

Desde Francia también se ha especulado con la posibilidad de que el Francés se uniera la constelación de estrelles que tiene congregada en su plantilla el PSG. Incluso Raiola también ha manifestado que “existe la posibilidad de que Pogba vuelva a la Juve”, club en el que ya jugó y en el que acutalmente se encuentra otro de los cliente del italiano, el holnadés Matthijs de Ligt.

Aún siendo consciente de sus limitaciones, en el club guardan la esperanza de que Pogba se muestre dispuesto a mostrar su voluntad de jugar en el Barça. Desde su entorno ya se ha deslizado la preferencia del francés por el club blaugrana. Su hermano Mathias Pgoba admitió en el Chiringuito queojalá mi hermano fiche por el Barça”. A gestos como estos se agarra la directiva de Laporta necesitada de urgencia de cracks que hagan olvidar la situación actual del club.

 
Hoy destacamos