Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé, goleador contra el PSV pero también uno de los puntos negros del Barça / EFE

Ousmane Dembelé, goleador contra el PSV pero también uno de los puntos negros del Barça / EFE

Los cuatro puntos negros del Barça contra el PSV

La abultada victoria de los pupilos de Valverde es engañosa

Víctor Malo @VMalo8

18.09.2018 21:36h Actualizado: 18.09.2018 22:06 h.

3 min

Festival de goles en el regreso de la Champions League al Camp Nou. El Barça se pegó un atracón contra el PSV Eindhoven (4-0) y encara con optimismo el arranque de la lucha por el título más codiciado.

Leo Messi lideró al conjunto azulgrana para hacer honor a su promesa: quiere que la orejuda vuelva a Barcelona. Pero lo cierto es que todavía falta mucho. El resultado es engañoso ya que se desprenden varios puntos negros. Errores a mejorar en el futuro inmediato.

El astro argentino, por ejemplo, estuvo mucho más eficiente que participativo. La Messidependencia sigue siendo una obviedad en can Barça. El primer gol, que ayudó a desencallar un duelo mucho más igualado de lo que reflejó el marcador, llegó en un libre directo de falta.

Messi volvió a recurrir a su calidad en el balón parado para desequilibrar un partido en que el Barça fue superior, pero sufrió mucho para combinar con peligro en el área rival.

La ausencia de Iniesta se nota en el centro del campo y probablemente Messi sea quien más lo eche en falta. Sin el manchego, el genio de rosario tiene más dificultades para entrar en juego.

Gesto de rabia de Leo Messi en la victoria del Barça contra el PSV / EFE

Sus mejores socios son Luis Suárez y Coutinho, pero las combinaciones con Dembelé todavía se le atragantan al argentino. A él y a casi todo el equipo.

Dembelé, una de cal y una de arena

Parecerá una osadía criticar a Dembelé con la maravillosa racha que lleva, pero sus goles no empañan la realidad: le queda mucho por mejorar. Sobre todo, a la hora de asociarse con el resto.

El extremo francés maravilló en la acción del segundo tanto, una mezcla de potencia, talento y precisión. Y mientras sea capaz de generar una de estas por partido, tendrá sitio con Valverde.

Sin embargo, su presencia en el once también depende de otros factores a mejorar: la pérdida de balones tontos y que generan claras ocasiones de peligro al rival, la habitual toma de malas decisiones, su excesivo individualismo... El Barça debe exigirle más.

Dembelé está poniendo de su parte y la suerte le sonríe. Esa es la mejor noticia. Sus nuevos y domesticados hábitos alimenticios, su mayor intensidad defensiva y la implicación que muestra con la plantilla son aspectos que Valverde valora muy positivamente. Ahora hay que pulir el diamante.

La banda de Roberto, un coladero

Como hay que pulir la banda derecha. Una vez más queda patente que Sergi Roberto sufre mucho en defensa cuando tiene jugadores veloces a la contra. Jordi Alba le tuvo que echar un cable en más de una ocasión, cruzando el campo.

Sergi Roberto celebra con Messi uno de los tres goles del astro argentino al PSV / EFE

Como dice Valverde, el de Reus suma mucho en ataque y ayuda a generar juego, a combinar y a romper líneas. Pero su físico no es el idóneo para hacer un buen balance defensivo.

El PSV tuvo varias acciones claras para marcar que no supo aprovechar, pero los de Van Bommel estuvieron muy cerca de adelantarse en el luminoso.

Umtiti y su error infantil

A los citados puntos negros se une una cuarta observación en forma de mala noticia. Mientras lo otro son aspectos que se deben ir puliendo, lo que hizo Samuel Umtiti debe mirarse con lupa.

El central francés ha demostrado un indudable talento y es, probablemente, el mejor fichaje que ha hecho el Barça en los últimos cuatro años. Al menos, calidad-precio.

Chucky Lozano choca contra Umtiti durante el partido frente el Barça / EFE

Sin embargo, no puede cometer errores como la segunda tarjeta amarilla que le mostró el colegiado en un partido que ya estaba resuelto. No hay que olvidar la que se le viene encima al equipo.

Así no se gana la Champions

El próximo rival en Champions es el Tottenham, uno de los clubes más fuertes de la Premier League. La ausencia de Umtiti es alarmante. Lenglet deberá dar un paso al frente.

Samuel es un jugador maravilloso. Ideal para el Barça. Pero desde su polémica renovación a finales del curso pasado, en ocasiones parece algo destensado. Y eso puede terminar pasando factura. Con errores de infantil como ese no se gana la Champions.

 
Hoy destacamos