Universo Blaugrana

Dembelé y Umtiti posan con la copa de campeones del mundo con Francia / INSTAGRAM

Dembelé y Umtiti posan con la copa de campeones del mundo con Francia / INSTAGRAM

Luces y sombras con las lesiones de Dembelé y Umtiti

Los dos jugadores franceses siguen sin entrenarse con el primer equipo

Pau Beya Acero

29.01.2019 20:31h

2 min

Las lesiones de Samuel Umtiti Ousmane Dembelé traen de cabeza a Ernesto Valverde. El central lleva ya dos meses en el dique seco debido a una lesión en el cartílago de su rodilla izquierda, mientras el delantero sufrió en el partido ante el Leganés un esguince en su tobillo izquierdo que le privó de seguir demostrando su buen estado de forma.

Según informaron los médicos del FC Barcelona, la lesión del delantero suponía dos semanas de baja. Dicho plazo se cumple el próximo domingo 3 de febrero por lo que parece difícil que pueda disputar el encuentro del próximo sábado frente al Valencia, como ha explicado Ernesto Valverde en la rueda de prensa previa al partido frente al Sevilla de Copa del Rey: "No creo que llegue, lo veo difícil", aunque se muestra optimista con su pronta recuperación: "Supongo que estará para la semana que viene".

El delantero francés del FC Barcelona Ousmane Dembélé se retira lesionado ante el Leganés / EFE

El momento en el que Ousmane Dembelé se marchó lesionado del partido frente al Leganés / EFE

El exfutbolista del Borussia Dortmund aún no se ha ejercitado con el primer equipo desde que se produjo su lesión y, aunque podría volver a los entrenamientos el próximo jueves, las palabras de Valverde parecían señalar que entrar en la convocatoria del próximo sábado sería algo demasiado prematuro.

El mejor momento de Dembelé como blaugrana

Tras una primera temporada repleta de lesiones y molestias físicas y unos inicios de la segunda rodeado de polémicas, parece que Ousmane Dembelé, por fin, se encuentra cómodo en Barcelona. Ha empezado a demostrar por qué se pagaron 105 millones de euros más 40 en variables por él. Le ha arrebatado el sitio a Coutinho y se ha convertido en el tercer máximo goleador del equipo.

Su decisivo gol en el Wanda Metropolitano lo cambió todo. Desde ese tanto ha jugado seis de los siete partidos de Liga como titular y aprovechó la lesión del brasileño para robarle el puesto. Ahora es la opción preferida de Valverde para acompañar a Messi Suárez en el frente del ataque.

Messi y Suárez felicitan a Dembéle tras marcar / EFE

Messi, Suárez y Dembelé celebran un tanto del francés / EFE

En apenas cuatro meses ha triturado los registros de la temporada anterior. En 27 partidos ha anotado 13 goles -solo dos menos que Luis Suárez- y ha repartido cinco asistencias. En su primera campaña como azulgrana solo logró cuatro goles, aunque repartió nueve asistencias. Él, el equipo, Valverde y los aficionados seguro que esperan ansiosos su regreso.

Valverde, deseoso de volver a contar también con Umtiti

El central está atravesando su peor campaña como azulgrana. Solo ha podido disputar ocho encuentros en toda la temporada y no se viste de corto desde el pasado 24 de noviembre en el partido del Wanda Metropolitano. La culpa la tiene una lesión en el cartílago de su rodilla izquierda. El francés está siguiendo un tratamiento conservador, pues de operarse se perdería todo lo que queda de temporada.

El defensa del FC Barcelona Samuel Umtiti / FCB

Samuel Umtiti, en un partido con el FC Barcelona / EFE

Son unas dolencias que arrastra desde el mayo del año pasado. Se perdió los tres últimos partidos de la última campaña e hizo un sobreesfuerzo para poder ayudar a Francia a levantar el Mundial de Rusia. Disputó los primeros siete encuentros de esta temporada pero desde entonces su lesión le ha impedido gozar de continuidad.

Valverde también ha hablado de él en la rueda de prensa previa al partido del próximo miércoles frente al Sevilla: "Está valorando la situación, estamos en la misma tesitura. Esperamos que se pueda incorporar dentro de poco. Que la semana que viene, o la siguiente, empiece a probarse" ha señalado el técnico blaugrana, que pese a tener el eje de la zaga bien cubierto parece claro que echa de menos su contundencia y su clarividencia.

 

Hoy destacamos