Universo Blaugrana

Luis Suárez ejercitándose en la Ciutat Esportiva Joan Gamper / FCB

Luis Suárez ejercitándose en la Ciutat Esportiva Joan Gamper / FCB

Luis Suárez acepta el desafío y vuelve con las pilas cargadas

El uruguayo se ejercitó este viernes en solitario en la Ciutat Esportiva

26.07.2019 15:20h

2 min

​Luis Suárez no quiere desperdiciar ni un solo día de trabajo. El uruguayo regresó el pasado martes a Barcelona y según informó el club catalán, este viernes se ha ejercitado en solitario en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Cabe recordar que el charrúa no está en la gira de Japón junto al resto de sus compañeros debido a que los jugadores que disputaron la Copa América empezaron más tarde sus vacaciones. 

El delantero realizará diferentes sesiones en los próximos días, hasta el 31 de julio, día en que el resto del equipo volverá a los entrenamientos en la Ciutat Esportiva una vez concluida la gira por el país nipón. El regreso temprano del no hace más que confirmar su intención de volver a su mejor nivel tras un año algo discreto para un futbolista de su talla.

Cuestionado

Uno de los aspectos que más se han criticado de Luis Suárez en los últimos años es su dificultad para llegar al cien por cien al inicio de temporada. En los primeros partidos de cada curso mostraba falta de velocidad, agilidad y menos olfato goleador del habitual. Además, la pasada campaña se le vio algo pasado de peso en los meses de agosto y septiembre.

Luis Suárez en un partido con el Barça / EFE

Antoine Griezmann en su debut como jugador del Barça / EFE

Más allá de su dificultad por llegar a tono a los primeros partidos de cada ejercicio, el uruguayo también fue uno de los grandes señalados por el mal tramo final de temporada que cuajó el FC Barcelona. En muchos encuentros se le vio lento, torpe, fallando en la asociación y tampoco atinaba de cara a portería.

Su curso finalizó en la debacle de Anfield. Tras ese duelo, pasó por el quirófano para solucionar las molestias que arrastraba en el menisco de su rodilla derecha. Por culpa de esa operación se perdió la final de la Copa del Rey, pero llegó a tiempo para disputar la Copa América con Uruguay. Fue el verdugo de su selección tras fallar el penalti decisivo en el duelo ante Chile.

Competencia

El año pasado, hiciera lo que hiciera y jugara como jugara, tenía la titularidad blindada. El rendimiento irregular de Philippe Coutinho y el pobre papel de Munir primero y Boateng después impidieron que saliera del once. Esta situación presumiblemente cambiará tras el fichaje de Antoine Griezmann.

Antoine Griezmann en su debut como jugador del Barça / EFE

Antoine Griezmann en su debut como jugador del Barça / EFE

A priori el francés llega como un complemento al uruguayo, pero no sería raro que acabara disputándole el puesto. Con el Atlético de Madrid acostumbraba a ocupar el centro del ataque y si ofrece un buen rendimiento, no es descartable que Dembelé ocupe la izquierda y él pase a jugar en punta. Siempre y cuando, claro está, Ousmane muestre su mejor versión.

Luis Suárez no quiere perder su puesto en el once. El uruguayo sabe que el próximo curso lo tendrá más difícil que nunca y no va a dar su brazo a torcer. Entre Dembelé, Griezmann y él solo caben dos. Y si llegara Neymar la competencia será aún mayor.

 
Hoy destacamos