Universo Blaugrana

Luis Suárez en acción durante un partido del Barça / EFE

Luis Suárez en acción durante un partido del Barça / EFE

¿Por qué Luis Suárez lo tiene crudo en el Barça?

El delantero uruguayo no pasa por su mejor momento como azulgrana

19.10.2018 15:07h Actualizado: 19.10.2018 16:51 h.

2 min

Formar parte del ataque del Barça es un trabajo que requiere mucho esfuerzo y constancia. No sólo vale marcar goles, sino que los delanteros azulgrana deben ofrecer mucha movilidad y recursos para asociarse con el resto de los compañeros. Esta es la quinta temporada que el puesto de delantero centro está reservado a Luis Suárez, pero su inicio de campaña ha propiciado que se empiece a pensar en el futuro.

El atacante uruguayo atraviesa por una importante sequía goleadora que le ha llevado a no marcar en los últimos cinco partidos. Pese a que el Barça cuenta con jugadores aptos para asumir galones en el ataque, la mala racha Luis Suárez también ha influido en los malos resultados ligueros del equipo.

El amigo de Messi

Desde su llegada al club, Luis Suárez ha contado con un punto a favor: su buen entendimiento con Leo Messi. El uruguayo ha sabido asumir su papel en todo momento y, si bien asume una gran parte goleadora del equipo, es consciente de que compenetrarse con el 10 es esencial e incluso beneficioso para él.

Luis Suárez y Leo Messi se ejercitan en un entrenamiento del Barça dirigido por Ernesto Valverde / EFE

Luis Suárez y Leo Messi se ejercitan en un entrenamiento del Barça dirigido por Ernesto Valverde / EFE

Obviamente Luis Suárez ha hecho méritos para ocupar una plaza fija en el ataque azulgrana, pero su buen hacer con el argentino le ha dado más facilidades de las que tuvieron sus antecesores. Y es que desde que Messi se destapó como líder y referente del Barça, varios son los delanteros que han intentado jugar a su lado.

Otros intentos

Ya sin Ronaldinho como referente del equipo, el crack argentino coincidió una temporada con Samuel Eto'o. Los registros goleadores fueron buenos, pero el camerunés fue incluido como moneda de cambio en el fichaje de Zlatan Ibrahimovic una temporada después, en la 2009-10. El sueco no hizo demasiado por integrarse y el contacto con Messi en el terreno de juego se vio a cuenta gotas.

Luis Suárez durante un partido con el Barça / EFE

Luis Suárez durante un partido con el Barça / EFE

Ibra se marchó del Barça una temporada después y llegaron David Villa y Alexis Sánchez, en los veranos de 2010 y 2011 respectivamente. En estos casos si que hubo mayor entendimiento y ambos se prestaron a jugar caídos a la banda para que Messi pudiera tener despejado el centro del ataque. Pese a ello, con Villa surgieron demasiados rumores acerca de una mala relación entre el ex del Valencia y el 10. Por su parte, Alexis fue vendido al Arsenal tanto por necesidades de plantilla como por un deseo de mayor protagonismo y crecimiento del chileno.

Opciones de futuro

Viendo el historial de los delanteros que han pasado por el Barça desde la temporada 2008-09, cuando Leo Messi asumió los galones de líder, Luis Suárez está superándolos con creces y con un ambiente menos tenso en el vestuario. Nadie discute al uruguayo, pero sus malas rachas de cara a puerta y sus 32 años han provocado que la de delantero centro sea una posición a cubrir.

Por ahora el 9 es intocable y cuenta con el apoyo del jugador referente, pero nombres como los de Piatek o Nicolas Pepé ya se han dejado oír en las oficinas del Camp Nou como futuribles de cara a próximos mercados de fichajes.

 
Hoy destacamos