Universo Blaugrana

Luis Suárez en el partido ante el Granada / EFE

Luis Suárez en el partido ante el Granada / EFE

Luis Suárez dispara las alarmas con un mensaje preocupante

El delantero uruguayo dio la cara tras la debacle contra el Granada

Pau Beya Acero @pbeya96

22.09.2019 11:08h

2 min

El FC Barcelona completó en Granada uno de los peores partidos de la era Valverde, si no el peor. No fue tan doloroso ni traumático como los desastres de Roma Anfield, pero el conjunto azulgrana fue tan inferior a su rival como lo había sido en las dos debacles europeas que marcan la etapa del Txingurri en Can Barça. Y delante no había un potencial ganador de la Champions, sino un equipo recién ascendido.

El cuadro nazarí dejó en evidencia a los catalanes a lo largo de los 90 minutos. En la primera jugada se vieron las costuras del equipo en defensa. El error fue de Junior Firpo, pero ni Piqué ni Lenglet pudieron responder con suficiente contundencia a la ofensiva granadina. Y por cuarta vez esta temporada, al FC Barcelona le tocó remar a contracorriente y tratar de remontar. Solo lo ha logrado una vez.

Poco a poco los azulgranas se hicieron con el balón. De Jong daba salida al esférico de forma limpia, pero a medida que los de Valverde se acercaban al área de Rui Silva se les acababan las ideas. Se evidenció, una vez más, que no importa quién ocupe la medular si no hay una idea de juego clara. Los blaugranas volvieron a practicar un juego previsible y horizontal cuya monotonía solo pudieron romper Fati Messi, demasiado solos.

Alarmante

Tras el batacazo, Luis Suárez fue el único futbolista que dio la cara ante los medios de comunicación. Alguien debía hacerlo. El delantero uruguayo no pudo negar lo obvio y admitió que se trataba de una "derrota preocupante, derrota que duele" y apeló a la autocrítica: "Debemos analizar muy bien las cosas y hacer autocrítica para mejorar".

Luis Suárez encara a la defensa granadina / EFE

Luis Suárez encara a la defensa granadina / EFE

El admitió la falta de ideas en la creación de jugadas: "Hemos tenido mucha posesión de balón, pero no fuimos contundentes para crear ocasiones de gol". También se mostró preocupado por la pésima racha del equipo fuera de casa: "Tenemos que analizar por qué no ganamos como visitantes. Tenemos que aceptar que debemos salir con la obligación de ganar partidos y no cómo hemos hecho".

Aunque las sensaciones no son nada buenas y los resultados son aún peores, el 'charrúa' aún no da por perdida la Liga, algo obvio dado que justo acaba de finalizar la jornada 5: "Queda mucho, pero es verdad que estos partidos te dan la liga. Hay que analizar qué nos pasa, ser más contundentes. Va a ser un año largo y complicado".

Gris

Como sucedió al resto del equipo, el de Granada tampoco fue el partido de Luis Suárez. Tras el doblete ante el Valencia de la semana pasada nada más reaparecer después de su lesión, el delantero uruguayo ha evidenciado falta de ritmo y punch en los encuentros del Signal Iduna Park y el Nuevo Los Cármenes.

Luis Suárez en una acción del partido contra el Granada / EFE

Luis Suárez en una acción del partido contra el Granada / EFE

En la primera mitad tuvo muy poca participación. Ni sus dos acompañantes en la delantera ni Rakitic Roberto pudieron surtirle de balones. Le llegaron pocos, pero la mayoría los desperdició, ya fuera con pases erróneos o con malas decisiones en la finalización de la jugada. Tras la reanudación el protagonismo fue para Messi Fati y el 'charrúa' pasó prácticamente desapercibido.

El FC Barcelona tiene mucho trabajo por delante, tanto a nivel colectivo como individual. Luis Suárez debe coger el tono físico cuánto antes para dar al equipo ese punch en los metros finales. Ahora toca agachar la cabeza y ponerse las pilas para revertir esta situación antes de que se vuelve aún más peligrosa.

 
Hoy destacamos