Universo Blaugrana

Una foto de Luis Suárez celebrando su tanto al Sevilla / EFE

Una foto de Luis Suárez celebrando su tanto al Sevilla / EFE

Luis Suárez contra la maldición del gol: cuarta temporada

El delantero uruguayo del Barça llega a la cita contra el Slavia de Praga en un buen estado de forma

Oriol Quintana @urikingkat

23.10.2019 11:05h Actualizado: 23.10.2019 11:22 h.

2 min

Cuatro años y un mes. Es el tiempo que lleva Luis Suárez sin marcar fuera de casa en la Champions League. Desde el pasado 16 de septiembre de 2015, contra la Roma (1-1). Una eternidad. El uruguayo quiere poner fin a esa mala racha este miércoles ante el Slavia de Praga.

Como pasa con toda la plantilla y explicó Leo Messi, el delantero quiere volver a levantar el campeonato. Él es consciente que el reto será prácticamente imposible sin sus tantos. En el pasado ya alzó la orejona en 2015 con un gran año. Marcó siete goles en su primer curso con la camiseta azulgrana. Y ganó el triplete.

Sus mejores actuaciones en Champions

En la temporada 2014-15 maravilló al barcelonismo firmando auténticas exhibiciones. En octavos de final los culés se enfrentaban al Manchester City de Pellegrini. El charrúa estuvo intratable. 30 minutos le bastaron para decidir el partido. Doblete y victoria (2-1) fuera de casa.

En la siguiente ronda firmó uno de los mejores goles que se le recuerdan con la camiseta azulgrana. Muchos tienen en la mente el tanto por toda la escuadra en el Parc des Princes con caño incluido que dejó sentado a David Luiz. Esa noche firmó dos goles y dejó la eliminatoria prácticamente sentenciada (3-1).

Ese curso los goles caían de dos en dos. También firmó un doblete en el Allianz contra el Bayern de Múnich (3-2) para sellar el pase a la finalísima de Berlín. En la gran cita tampoco falló. Rompió el empate contra la Juventus de Turín (3-1) con una gran diana, la quinta ya estaba en poder azulgrana.

Buen momento

El nueve llega la cita en Praga en el mejor momento posible. Ha visto portería en los últimos cuatro partidos y no viajó con su selección pensando en el equipo. Está fresco físicamente y con buena forma. La racha empezó en el Coliseum Alfonso Pérez contra el Getafe (0-2), marcando un gran gol de vaselina. Con este tanto puso fin a cinco meses sin marcar como visitante.

Fue el hombre del partido contra el Inter de Milán (2-1). Arturo Vidal revolucionó el encuentro, pero los goles llevaban la firma de Luis Suárez. Remontada y tres puntos que daban aire al equipo. Cuatro días más tarde, contra el Sevilla (4-0) marcó uno de los goles de la jornada con un gran gol de chilena.

Una foto de Luis Suárez celebrando su tanto al Sevilla / EFE

Una foto de Luis Suárez celebrando su tanto al Sevilla / EFE

El pasado sábado tuvo un papel menos vistoso, pero igual de importante. Su misión en Ipurúa era aguantar los balones a espaldas de la defensa y ayudar a sus compañeros a romper las líneas. Objetivo conseguido. En el minuto 66, su buen amigo Leo Messi le regaló el gol en bandeja con la portería vacía. Cinco goles en cuatro partidos.

Siete goles en nueve partidos

A sus 32 años, Luis Suárez sigue siendo la referencia ofensiva de los culés. Empezó el curso con problemas en la rodilla, pero poco a poco ha ido cogiendo la forma. Ya suma siete goles en nueve partidos. Actualmente es el pichichi del equipo, los buenos resultados del equipo pasan por sus pies.

El próximo reto del charrúa es poner fin a su mala racha en Champions en Praga. El Slavia no será un rival que pondrá las cosas fáciles y se necesitará la mejor versión de los futbolistas para conseguir los tres puntos. Ya complicaron la vida al Inter (1-1) y Borussia (0-2).

 
Hoy destacamos