Universo Blaugrana

Griezmann y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

Griezmann y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

Luis Suárez refuerza la figura de Griezmann en el Barça

El atacante francés está empezando a encontrar su hueco en el esquema azulgrana

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

09.07.2020 18:03h

1 min

En los últimos choques, parece que Quique Setién finalmente ha dado con la tecla para hacerle hueco a Griezmann en su idea de juego. Tras una más que discutida temporada, donde el francés ha destacado por su esfuerzo y compromiso, pero no tanto por su influencia en ataque; finalmente El Principito explotó contra el Villarreal. 

El cambio de esquema a un 4-3-1-2, con Messi de mediapunta, y el francés junto a Luis Suárez como principales referencias, resultó determinante para acoplarle en el terreno de juego. En La Cerámica, se vio a un Griezmann mucho más cómodo, con movimientos constantes pero esta vez, sí pudiendo encontrar a sus compañeros. El gran ejemplo de su subidón de confianza fue la auténtica obra de arte que consiguió, superando con una maravillosa vaselina a Asenjo. 

Antoine Griezmann celebra un gol del Barcelona / EFE

Antoine Griezmann celebra un gol del Barcelona / EFE

Asimismo, en el partido contra el Espanyol demostró que su mejoría no fue un simple espejismo. Fue el más activo de la delantera, y volvió a conectar con Messi en el gol que dio la victoría al conjunto culé. El francés ha vuelto a encontrarse, y gran parte de culpa la he tenido el apoyo del vestuario. 

Luis Suárez, clave

Griezmann lo pasó mal tras sus tres suplencias consecutivas, y sobre todo tras el feo gesto de Setién en el enfrentamiento contra su ex equipo, el Atlético. Sin embargo, fueron precisamente Leo Messi y Luis Suárez los que lideraron a la plantilla, para ayudar al delantero a afrontar su sentimiento de frustración. Algo que cambió por completo la mentalidad de Griezmann. 

Griezmann celebra con Suárez el gol | EFE

Especialmente determinante ha sido el aliento del atacante charrúa, su gran valedor dentro del vestuario. Desde el primer día, Luis se portó muy bien con él, con detalles personales y consejos sinceros, ayudándole a relacionarse con Messi. Ni Antoine ni Leo son los tipos más locuaces del vestuario, pero Suárez les juntó y propició sus charlas. Y estó resultó decisivo para que se entendiesen también dentro del terreno de juego. 

Tras el partido contra el Espanyol, volvió a reforzar la figura del atacante galo. "La idea era buscar una buena fórmula para tratar de conocernos. Siempre va a tener nuestro apoyo", sentenció el uruguayo. Y es que el feeling entre el tridente no deja de mejorar por segundos. 

 

 
Hoy destacamos