Universo Blaugrana

Luis Suárez, en un partido con el Barça | FCB

Luis Suárez, en un partido con el Barça | FCB

Luis Suárez se carga a dos cracks del Barça

El delantero charrúa ha recuperado la titularidad pese a sus cinco meses lesionado

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

02.07.2020 17:09h

2 min

Luis Suárez se convirtió en el gran fichaje del Barça tras el parón. O quizá no. El futbolista uruguayo fue operado el pasado mes de enero por unos problemas en el menisco de su rodilla izquierda. La previsión era que estaría fuera durante más de cinco meses, por lo que se perdería toda la fase decisiva del curso.

No obstante, el charrúa se vio favorecido por la pandemia del coronavirus, que comportó la suspensión de competiciones nacionales e internacionales durante más de dos meses. Un parón que benefició al delantero culé para seguir trabajando en su recuperación desde casa, y poder estar junto a sus compañeros en el primer día de entrenamientos presenciales.

Luis Suárez jugando contra el Sevilla / FC Barcelona

Luis Suárez jugando contra el Sevilla / FC Barcelona

La participación de Suárez para la fase final de la temporada se consideró determinante. Antes del parón, estaba siendo el mejor tras Leo Messi, y pese a sus carencias a nivel físico, seguía sumando como el que más en ataque. Consiguió 14 goles y 11 asistencias en 23 partidos antes de la operación, y se destapó como una pieza fundamental en la alineación. 

Su jerarquía, por encima del rendimiento

Sin embargo, esta eficacia ha bajado considerablemente tras su vuelta a los terrenos de juego. Quique Setién ya avisó que, después de tantos meses, debía entrar en juego poco a poco. Un planteamiento que solo utilizó en los primeros dos choques. En los últimos cuatro, el uruguayo lo ha jugado prácticamente todo. Y solo ha conseguido ayudar con dos tantos y tres pases de gol en los seis encuentros tras el regreso. 

Luis Suárez, en el choque ante el Atlético | FCB

No obstante, Luis Suárez es Luis Suárez. Su importancia y jerarquía van mucho más allá de sus números y rendimiento. El técnico culé ya aseguró que "quitarle del campo no es fácil", pese a que no está en su mejor momento. Pero lo más preocupante es que la vuelta del charrúa está comportando la contrariedad de dos de sus compañeros en las posiciones ofensivas.

El enfado de Griezmann y Braithwaite

La situación de Antoine Griezmann es la más preocupante. Acumula tres suplencias consecutivas. Además, la falta de tacto del entrenador santanderino en el choque ante su exequipo, el Atlético de Madrid, donde lo sacó para jugar los minutos de la basura, acabaron de frustrarle. La próxima semana habrá una cumbre decisiva entre representantes del club y del galo, para tratar la situación. Se descartan decisiones tremendistas, pero es evidente que El Principito no fichó para ser suplente de nadie. Ni siquiera de Luis Suárez. 

Y luego está la compleja situación de Martin Braithwaite. Llegó para reemplazar al uruguayo durante su lesión. No obstante, la crisis del coronavirus ha jugado en su contra. Y ahora, se encuentra sin hueco en medio del overbooking de delanteros que tiene el Barça. Solo jugó los 90 minutos en el primer partido tras el regreso, y con un Suárez convocado por primera vez tras seis meses. Luego, su aportación en minutos ha bajado de forma considerable.

Griezmann y Braithwaite, en un entrenamiento del Barça | IG

Griezmann y Braithwaite, en un entrenamiento del Barça | IG

Al FC Barcelona le quedan cinco encuentros para acabar la Liga, y cuatro como máximo de Champions. Nueve choques decisivos donde seguramente, Setién seguirá optando por el delantero charrúa en punta de ataque. Mientras, Griezmann y Braithwaite, cada vez más molestos, seguirán trabajando por una nueva oportunidad. Pero poco podrán hacer ante la jerarquía de Luis Suárez. 

 
Hoy destacamos