Universo Blaugrana

Luis Suárez en acción durante un partido del Barça / EFE

Luis Suárez en acción durante un partido del Barça / EFE

Luis Suárez tiene 'licencia para morder' contra el Inter

El delantero se ve obligado a asumir el rol de líder en tareas ofensivas y a recuperar su olfato goleador

Claudia Granja @c_granjafranch

23.10.2018 10:58h Actualizado: 23.10.2018 11:02 h.

1 min

Faltan horas para el primer examen del Barça sin Leo Messi que además se dará contra un rival de categoría. El Inter de Milán aguarda para asaltar el Camp Nou contra un equipo que empieza a disipar las dudas, pero que no contará con su máxima estrella. 

Con el argentino de baja tres semanas, el vestuario quiere demostrar su capacidad de reacción y liderazgo sin el astro argentino y varios jugadores tendrán que hacer de líderes en el verde. Sergio Busquets capitaneará al equipo y la medular, y Gerard Piqué le dará soporte en la defensa. Dos líneas que deberán estar en perfecta sintonía para intentar dejar la portería de Ter Stegen a cero.

Con esta idea trabaja el equipo, pero también con la necesidad de marcar goles, una tarea de la que hasta ahora, en su mayoría, se ha encargado Leo. El argentino suma un total de 12 tantos y cinco asistencias y para paliar su baja todos deberán dar un paso al frente, aunque el Camp Nou mirará con lupa especialmente a uno.

Luis Suárez, obligado a mejorar

Es el turno de Luis Suárez. El uruguayo está obligado a liderar al equipo ofensivamente, pero no bastará solo con garra, lucha y presión. Tras dos meses de competición solo ha marcado cuatro goles y todavía no se ha estrenado en Champions. Es su asignatura pendiente con una sequía que dura desde la temporada pasada. Su último gol en competición europea fue en el Camp Nou en la ida de cuartos de final frente a la Roma

Luis Suárez remata a puerta durante el partido frente al PSV / EFE

Luis Suárez remata a puerta durante el partido frente al PSV / EFE

El charrúa deberá recuperar su mejor versión y mejorar considerablemente su inspiración de cara a portería. Frente al Sevilla, tuvo dos ocasiones claras que mandó al limbo y otra que se estrelló contra el poste. Una ansiedad por marcar que solo supo resolver desde los 11 metros. 

Este miércoles tiene doble tarea. Debe cumplir con sus obligaciones ofensivas habituales, y heredar el papel de Leo Messi en su faceta goleadora. El 9 azulgrana pierde a su mejor socio, pero tiene una oportunidad para brillar por sí solo, acompañado de Coutinho que también lleva cuatro goles. Sus galones deben imponerse. Tiene carta blanca para maquillar la ausencia de Leo Messi.

 
Hoy destacamos