Universo Blaugrana

Una foto de Suárez durante el partido frente al Girona / EFE

Una foto de Suárez durante el partido frente al Girona / EFE

¿Por qué Luis Suárez ya no muerde?

El uruguayo mantiene su carácter y garra en el terreno de juego, pero se ha convertido en un ariete con falta de gol y ritmo

Claudia Granja @c_granjafranch

02.10.2018 10:45h Actualizado: 02.10.2018 10:48 h.

2 min

Luis Suárez es el delantero indiscutible del Barça, la referencia ofensiva a la que se aferra el equipo, pero su mal inicio de temporada de cara a portería lastra a un equipo que por primera vez en tres temporadas sufre en defensa excesivamente. Excepto la primera temporada que llegó al equipo, donde cumplió una sanción de cuatro meses por morder a Chiellini en el Mundial de Brasil, el uruguayo ha achacado profundamente todos los inicios de temporada. 

Los tantos han tardado en llegar y pese a que siempre ha recuperado su olfato goleador, Suárez no muerde como antes. Su carácter luchador y salvaje no ha cambiado. Se deja el alma en cada balón y contagia a sus compañeros, pero las estadísticas no le acompañan. 

Un problema que parece no angustiarle demasiado, al menos de momento. En el campeonato doméstico lleva tres goles en siete jornadas --dos frente al Huesca y otro en la remontada a la Real Sociedad-- pero su mayor problema se ha convertido la Champions League.

Visita a Wembley

La visita a Londres frente al Tottenham este miércoles a las nueve en el estadio de Wembley, uno de los escenarios predilectos del barcelonismo por su iconicidad histórica, se presenta como una oportunidad de oro para reivindicarse, salir del bache que atraviesa el equipo y acabar con la sequía que arrastra en Europa. 

El charrúa no marca en competición intercontinental fuera de casa desde hace más de tres años. Su último tanto como visitante fue el 16 de septiembre de 2015 cuando marcó en el Olímpico de Roma en la primera jornada de fase de grupos. Desde entonces y con 13 partidos disputados, no sabe que es marcar en Europa lejos del Camp Nou

Estadísticas a la baja

En feudo barcelonista presenta números más alentadores, aunque han caído considerablemente. Esa misma temporada que solo marcó en Roma, el '9' azulgrana se hizo fuerte en casa. Consiguió batir al Bayer Leverkusen, BATE Borisov, Roma, Arsenal y Atlético de Madrid con un total de siete goles. La 2016-17 solo pudo marcar tres, dos frente al Celtic y uno al PSG en la remontada histórica. La pasada tan solo un tanto frente a la Roma en cuartos de final. 

Suárez ha perdido pegada, aunque mantiene su carácter de delantero molesto. Siempre entregado e incómodo para los centrales. Este miércoles tiene una buena oportunidad para desquitarse de unas cifras pésimas para un goleador de su talla y apelar a la autocrítica que mencionó el sábado tras finalizar el encuentro contra el Athletic Club. Wembley le espera y el equipo también. 

 
Hoy destacamos