Universo Blaugrana

Luuk de Jong marca el gol del Barça en Mallorca / EFE

Luuk de Jong marca el gol del Barça en Mallorca / EFE

Luuk de Jong se transforma en 2022 y da la victoria al Barça

El equipo azulgrana gana en Mallorca y se queda a un punto de las plazas de Champions

Lluís Regàs @LluisRegas

02.01.2022 22:56h Actualizado: 02.01.2022 23:15 h.

2 min

El Barça comenzó 2022 con buenos propósitos. A la espera de Dani Alves, Ferran Torres y, posiblemente, Morata, el equipo de Xavi Hernández ganó en Mallorca y se coloca en quinta posición, a un punto de las plazas de Champions. Pero la gran sorpresa del nuevo año fue Luuk de Jong, que se vistió de goleador en su mejor actuación como jugador barcelonista. 

El coronavirus se ha cebado los últimos días con el Barça y Xavi tuvo que improvisar una alineación de circunstancias. La gran sorpresa fue la presencia de Araujo como lateral izquierdo, mientras que Frenkie de Jong actuó como pivote, con Nico y Riqui Puig de interiores. En ataque, a la espera de Ferran Torres, Memphis y Ansu Fati, jugaron Ilias, Luuk de Jong y Jutglà, tres futbolistas que, con mucha suerte, deberían ser suplentes en el grupo azulgrana.

Luuk de Jong, goleador

Asumidas sus carencias, el Barça fue fiel al modelo que Xavi quiere implantar en el equipo, esta vez con el 4-3-3 como punto de partida. Piqué y un motivadísimo Ilias avisaron muy pronto, pero las mejores opciones fueron de Luuk de Jong, que remató dos veces al poste. La primera, tras desviar una asistencia de Juglà. La segunda, con un remate muy acrobático que repelió el travesaño. La chilena del cuestionado futbolista neerlandés mereció mejor premio. 

Los jugadores del Barça celebran el gol de Luuk de Jong a un minuto del descanso / EFE

Los jugadores del Barça celebran el gol de Luuk de Jong a un minuto del descanso / EFE

La primera media hora del Barça fue muy digna, con un claro dominio del balón y las ideas claras, sin grandes destellos de calidad, pero llegando a la portería de Reina. El Mallorca, muy dubitativo, reaccionó en el tramo final de la primera parte, pero apenas inquietó a Ter Stegen. Más perseverante estuvo Luuk de Jong en su mejor partido como futbolista del Barça. Después de dos remates a la madera, el tercero se coló en la portería mallorquinista, a un minuto del descanso.

Más precauciones tras el descanso

El Barça, con más precauciones, también salió enchufado en la segunda parte, combinando una presión alta cuando el Mallorca ponía el balón en movimiento con un repliegue generalizado cuando el equipo balear superaba el centro del campo. Con el balón, el equipo de Xavi no tenía prisa, pero su primera aproximación fue en un remate desviado de Nico, cada vez más solvente entre líneas pero sustituido, mediada la segunda parte, por unas molestias musculares. Álvaro Sanz, otro joven con mucha proyección, debutó con el primer equipo.

Los problemas físicos del Barça se agravaron con la lesión, también muscular, de Mingueza, que fue sustituido por Lenglet. Con el equipo cogido con pinzas debutó Estanis Pedrola, quien hace solo cinco meses jugaba en la Preferente juvenil con el Reus. Con tantos cambios, el grupo azulgrana se olvidó del balón y apretó los dientes hasta el final, salvado con un paradón de Ter Stegen a remate de Jaume Costa. Por fin regresó la mejor versión del portero alemán para rescatar a un Barça que asciende a la quinta plaza y se acerca a la Champions.

 
Hoy destacamos