Universo Blaugrana

Sergio Busquets en un partido con la Roja / EFE

Sergio Busquets en un partido con la Roja / EFE

En Madrid acusan a Busquets de ir a la baja

La derrota de la Roja frente a Croacia y la fragilidad defensiva del Barça esta temporada son, aparentemente, por un bajón en su rendimiento

Claudia Granja @c_granjafranch

18.11.2018 13:24h

2 min

Sergio Busquets es la pieza de un engranaje perfecto entre defensa y ataque y viceversa. La piedra filosofal del fútbol del Barça y de la Roja. Dos equipos que conquistaron el mundo bajo su silencio sepulcral y la magia de Iniesta y Xavi. Ahora, sin sus dos mejores aliados parece ser que las derrotas de la selección española y la evidente fragilidad del Barça en defensa llevan su nombre y apellidos. Al menos eso dicen desde Madrid.

España ha perdido y el Barça no es el mismo equipo que la temporada pasada, pero Sergio Busquets es un ente superior. Duele leer algunas acusaciones desde Madrid hacia al jugador de Badia. El único que mantiene un acierto de pases superior al 90% en cada partido y que gracias a su percepción del juego y colocación en el verde es siempre una opción de pase y de contención rival. 

Luis Enrique lo advirtió en su primera rueda de prensa como seleccionador nacional. El pasado es pasado y la generación de oro no está. Renovarse o morir y encontrar sustitutos con ese talento es difícil, pero no culpa de Busquets. La posesión se mantiene como filosofía de juego a la que el técnico asturiano ha añadido verticalidad y agresividad. Aun así, los rivales llegan con facilidad y también tratan con cariño el balón, pero ¿hemos perdido el oremus? 

"Busquets no está a su nivel"

Algunos medios como El Confidencial aseguran que el pivote ha bajado en su rendimiento en los dos equipos que representa. Es cierto que la edad no perdona y más en una posición extremadamente exigente, de idas y vueltas, de visión y contención, pero que sería del Barça y la Roja sin él. Es el jugador que mejor representa la realidad del fútbol alejada de los goles. El fútbol de inteligencia, de golpes y contragolpes, de lectura y paciencia. 

Sergio Busquets durante el partido frente al Inter de Milán / EFE

Sergio Busquets durante el partido frente al Inter de Milán / EFE

Algún día deberá colgar las botas, pero tampoco hay ningún recambio a su nivel pese a sus 30 años. Rodri será un candidato a tener en cuenta, pero a uno de los jugadores más laureados de la historia hay que mostrarle respeto. 

Juego colectivo

Busquets es el jugador que junto a Sergio Ramos vive la transición de España y sus respectivos equipos. Cuando los más grandes se han despedido asumen galones para mantener vivo un estilo. El bajón generalizado es evidente, pero es una cuestión colectiva. 

Sin acompañantes de su nivel las cosas no son tan fáciles. El sistema es el mismo, pero sin los mismos jugadores y el fútbol es cosa de 11. El planteamiento quizás deba cambiar. Busquets no puede frenar solo las acometidas de rivales cada vez de mayor nivel. Ante posesiones más cortas necesita un acompañante, como Rakitic en el Barça. 

Busquets no está de bajón, ni depreciado. Está falto de categoría a su alrededor. Ya habrá tiempo para cuestionar su rendimiento. 

 

Hoy destacamos