Universo Blaugrana

Pedri, eufórico, tras marcar su gol al Sevilla / EFE

Pedri, eufórico, tras marcar su gol al Sevilla / EFE

La magia de Pedri tumba al Sevilla

El equipo azulgrana, con un gol brutal del canario, escala hasta la segunda posición en la Liga en una segunda vuelta muy meritoria

Lluís Regàs @LluisRegas

03.04.2022 22:54h Actualizado: 03.04.2022 23:11 h.

2 min

Pedri Potter, el mago del Barça, se inventó otro truco para desatascar a su equipo y tumbar al Sevilla. El centrocampista canario resolvió un partido muy complicado para los barcelonistas, que escalan hasta la segunda posición en detrimento de su rival, muy solvente en defensa pero desacertado en ataque.

En una noche muy fría en Barcelona, Xavi apostó por su mejor equipo, con Frenkie de Jong en el campo y Gavi como suplente, y con Dembelé cada vez más titular, en detrimento de Adama Traoré, que se apaga día tras día y se complica su continuidad en el Camp Nou.

El susto de Sergio Busquets

El partido comenzó con susto, con Sergio Busquets desplomándose tras chocar con Gerard Piqué. Recuperado el mediocentro, Barça y Sevilla se enzarzaron en una batalla táctica entre dos equipos que tratan bien la pelota, abren mucho el campo y se aplican en la presión.

Gavi conduce el balón rodeado de varios sevillistas

Gavi conduce el balón rodeado de varios sevillistas / EFE

La primera ocasión de gol fue para los barcelonistas, en una acción individual de Ferran Torres que arrancó desde la banda izquierda, trazó una diagonal y remató con mucha rosca pero desviado. La segunda fue un cabezazo de Frenkie de Jong, tras un centro de Dembelé. Pero muy pronto ajustó mejor su defensa el Sevilla.

El Sevilla evita las pérdidas

El Barça, con un Pedri inspirado, tuvo el mando del partido y el Sevilla se aplicó para evitar pérdidas en su campo. El grupo de Lopetegui no tuvo profundidad y le costaba horrores plantarse ante la portería de Ter Stegen. Sin embargo, supo rebajar la productividad azulgrana con mucho orden y el buen criterio de Jordán. Solo en los últimos compases del primer tiempo se resquebrajó el Sevilla, pero Ferran Torres se reencontró con sus pesadillas.

En el descanso, ni Xavi ni Lopetegui movieron pieza. El Sevilla salió con más determinación y Lamela pudo marcar en una contra que desbarató Ter Stegen, tras una falta previa de Rekik a Dani Alves que ignoró el árbitro.

Aubameyang y Koundé no llegan a la pelota : EFE

Aubameyang y Koundé no llegan a la pelota en el Barça-Sevilla de este domingo / EFE

El Barça, sin espacios

El Barça apretaba pero apenas encontraba espacios. Intentaba generarlos Pedri con acciones muy sutiles, pero resistía el Sevilla, con Koundé y Diego Carlos multiplicándose en defensa, blindando su área y facilitando el trabajo de Bono, el portero con mejor porcentaje de paradas en la Liga.

El equipo de Xavi no encontraba la fórmula para golpear al Sevilla y Bono desbarató un zapatazo de Ferran en una de las pocas triangulaciones con profundidad del Barça. La réplica fue un libre directo lanzado por Rakitic que salió ligeramente por encima del travesaño.

El partido se rompe

El partido se rompió mediada la segunda parte. El juego fue más vertical y menos pausado, con ocasiones de gol en ambas porterías. Con las revoluciones a tope apareció de nuevo Pedri, quien se inventó otra genialidad: dos recortes y remate letal que sorprendió a Bono para darle la victoria al Barça, que escala hasta la segunda posición en la Liga.

 
Hoy destacamos