Universo Blaugrana

Dembelé en una acción contra el PSG / EFE

Dembelé en una acción contra el PSG / EFE

El mal fario de Dembelé en la Champions

El delantero francés tuvo una ocasión de lujo para complicar la remontada del PSG

Oriol Quintana @urikingkat

18.02.2021 09:59h Actualizado: 18.02.2021 10:01 h.

2 min

El FC Barcelona tiene pie y medio fuera de la Champions League. Solo un milagro en el Parc des Princes haría que los culés pasaran a cuartos de final. El pasado martes fueron humillados contra el PSG por un contundente 1-4. Leo Messi avanzó a los culés, pero un hat-trick de Kylian Mbappé y Moise Kean sirvieron para remontar.

Muchos culés recordarán que tras el gol del argentino se produjo una ocasión que podría haber sido clave para dificultar la remontada. Una acción del 10 terminaba con un balón para Ousmane Dembelé solo contra Keylor Navas en la frontal del área. Incomprensiblemente el francés disparó flojo y a las manos del portero.

Dembelé, en una acción ante Mbappé | EFE

Dembelé, en una acción ante Mbappé | EFE

Esta ocasión, que en otras ocasiones pasa desapercibida, en esta ocasión tuvo su peso en oro. Del posible 2-0 se produjo rápidamente el empate a un gol. En un partido de estas características, se deben aprovechar al máximo las ocasiones para luego tener que lamentarlas como sucedió.

Talismán negativo

Aunque Dembelé erró esta ocasión, no fue de los peores del equipo. Lo intento, pidiendo el balón e intentando encarar una y otra vez a Kurzawa. Pero el Mosquito no tiene suerte en Champions League. Aún le espera una gran noche europea, aunque ha tenido ya alguna ocasión.

En mayo de 2019 también protagonizó una de esas ocasiones que en el momento no se lamentó, pero que luego pasaron factura. Era en la ida de semifinales en el Camp Nou contra el Liverpool. Con 3-0 en el marcador, tuvo el cuarto tanto en un contraataque perfectamente ejecutado.

En el añadido se cruzó el campo, le cedió a Leo Messi y este le devolvió para que marcara a placer. Como sucedió con el PSG, su disparo fue flojo y a las manos de Alisson Becker. Todo apuntaba que el partido de vuelta sería un trámite y que esa ocasión caería en el olvido.

Pero no, en Anfield el conjunto de Jurgen Klopp salió a por todas y endosó al Barça una contundente goleada (4-0). A toro pasado es fácil decirlo, pero con un 4-0 de la ida, la gesta hubiera sido todavía más complicadas. Dos acciones de Dembelé en Champions que se resolvieron de manera negativa y fueron decisivas.

Hoy destacamos