Universo Blaugrana

Una foto de Arturo Vidal durante el partido frente al Athletic Club / EFE

Una foto de Arturo Vidal durante el partido frente al Athletic Club / EFE

La mala cara de Arturo Vidal tras su nefasto partido contra el Athletic

El chileno firmó uno de sus peores partidos con el Barça y su rostro evidenció la realidad al ser sustituido

Claudia Granja @c_granjafranch

11.02.2019 12:24h

1 min

Arturo Vidal querrá olvidar el partido de ayer frente al Athletic Club. El Barça tropezó estrepitosamente ante el Athletic Club en un partido crucial para mantener el liderato a salvo, especialmente tras la victoria del Real Madrid en el derbi madrileño, pero ni con ese aliciente pudieron superar a los vascos. 

Un empate que sabe a poco, pero que vistos los contraataques de los leones habría acabado peor si no hubiera sido por un Ter Stegen imperial bajo palos. La lesión de Arthur, tan inoportuna, obligó a Ernesto Valverde a devolver la titularidad a Arturo Vidal, pero el chileno naufragó. 

Sin ADN azulgrana

La medular, formada por Rakitic y Busquets, sufrió en exceso. Ninguno de los tres supo asociarse con clarividencia y el 22 azulgrana destacó por sus constantes pérdidas de balón. Pérdidas que provocaron claras ocasiones de gol para los de Garitano, y que obligaron a Valverde a tomar medidas. Tras una hora de partido, Valverde dio entrada a Aleñá.

La cara de Vidal fue un poema. Consciente, al menos, de su mal encuentro no pudo reprochar nada al técnico azulgrana cuando tuvo que sentarse en el banquillo de San Mamés. Enfadado por su actuación, desconcertado y reflexivo. Demostró garra en los choques individuales --tan necesarios frente a los vascos-- pero no aportó nada en la creación ofensiva. 

Otro mensajito enigmático

 Con el encuentro ya finalizado y de vuelta a Barcelona, el chileno volvió a las viejas costumbres. Si a principio de temporada las suplencias y sus mensajes en redes sociales le costaron más de un toque de atención, este domingo volvió a las andadas. 

En su coche mientras conducía, subió un fragmento de una canción con unos iconos más que peculiares pidiendo silencio, junto a una corona. 

Un vídeo que de nuevo dará que hablar vista también la letra: 

"Me quieren ver mal
Pero no me vo'a dejar
Mi corazón es de un guerrero
Así son las reglas del juego
Y el que la rompa va a pagar"

Arturo, que debería ser más autocrítico con él mismo, volvió a optar por callar a sus detractores. 

 

Hoy destacamos