Universo Blaugrana

Piqué tras la derrota en el Santiago Bernabéu / EFE

Piqué tras la derrota en el Santiago Bernabéu / EFE

Solo la mala suerte pudo derrumbar el muro de Piqué

El central catalán volvió a completar un gran partido en el Santiago Bernabéu

02.03.2020 13:22h

2 min

Revés del FC Barcelona en el Santiago Bernabéu. El conjunto azulgrana desaprovechó la ocasión de dejar la Liga encarrilada. Dominó el encuentro en la primera mitad y en el tramo inicial de la segunda, pero no pudo sostener el empuje del Real Madrid en la recta final del encuentro. Vinicius Mariano Díaz dieron el triunfo y el liderato a los de Zidane.

El gol del extremo brasileño fue clave para el desarrollo del partido. La diana del ex de Flamengo fue un golpe moral para el equipo catalán. Marcó en el día más importante, y lo hizo con algo de fortuna. Su disparo parecía ir directo al cuerpo de Ter Stegen, pero un toque de Piqué desvió la trayectoria y puso el balón dentro de la portería.

Inconmensurable

Esa acción no hizo justicia al partido que completó el central catalán. El volvió a demostrar que el Santiago Bernabéu es uno de sus estadios preferidos. Siempre que juega en el feudo blanco, exhibe su mejor versión. Estuvo rápido, ágil y bien colocado sin balón, y muy acertado cuando le tocó salir desde atrás con él.

Piqué en una acción de juego con Vinicius / EFE

Piqué en una acción de juego con Vinicius / EFE

Frenó a Vinicius en todas las acciones menos en la del gol. El extremo brasileño no encontró la forma de regatearlo, ni a él ni a Semedo. Cada vez que trataba de superarlo, Piqué adivinaba sus intenciones. No solo estuvo acertado en el uno contra la uno, sino a la hora de defender centros y pases horizontales en el área.

En la primera mitad, desbarató un pase muy peligroso de Vinicius para Isco. El malagueño estaba completamente solo y, de haberle llegado el balón, hubiera podido adelantar a los suyos. En la segunda, sacó bajo palos un remate de cabeza del 22, después de que Ter Stegen no pudiera desviar lo suficiente la trayectoria.

A la desesperada

En la recta final del encuentro, ya con el FC Barcelona por debajo en el marcador, se colocó como un delantero más. No quedaba otra. El goal average no era importante teniendo en cuenta el empate de la primera vuelta, y tenía poca importancia cómo de abultada fuera la derrota. Al menos a nivel estrictamente deportivo.

Ter Stegen y Piqué salvaron el gol de Isco / EFE

Ter Stegen y Piqué salvaron el gol de Isco / EFE

En una de estas, Mariano Díaz se aprovechó de la ausencia de Piqué en la zaga para superar a Umtiti en velocidad, batir a Ter Stegen y sentenciar el partido. Un Umtiti que, por cierto, sigue muy lejos de su mejor versión y cada día parece más complicado que pueda llegar a recuperarla.

Gerard Piqué fue, una vez más, el bastión del FC Barcelona en defensa. El afortunado gol de Vinicius no hizo justicia a su gran partido. Fue de las pocas notas positivas del conjunto azulgrana.

 
Hoy destacamos