Universo Blaugrana

Rafinha lamenta el gol de Aduriz / EFE

Rafinha lamenta el gol de Aduriz / EFE

Malas noticias: Rafinha fue el mejor del Barça

El futbolista brasileño, que entró sustituyendo a Luis Suárez, fue el azulgrana más destacado

Pau Beya Acero

17.08.2019 11:51h

2 min

No había peor forma de empezar la temporada. Un partido, una derrota. El golazo de Aritz Aduriz propició el primer batacazo de la tercera campaña de la era Valverde. Y lo peor no fue el resultado, pues la Liga es muy larga, sino las sensaciones que dejó el equipo sobre el terreno de juego.

La primera parte fue un despropósito. El FC Barcelona sucumbió a la presión del Athletic y en ningún momento pudo darle fluidez al balón. Las únicas ocasiones llegaron mediante errores de los vascos o jugadas individuales. En la segunda, si bien los azulgranas dominaron, tampoco pudieron llegar a la portería de Unai Simón con facilidad. Es posible que el Barça no mereciera la derrota. Pero tampoco la victoria.

Rafinha, el mejor

En un partido para olvidar el mejor fue un futbolista que ha estado en el mercado durante todo el verano: Rafinha Alcántara. De hecho, si Peter Lim hubiera aceptado las condiciones de la entidad catalana, el jugador brasileño estaría en Mestalla. El club azulgrana no pudo darle salida y, mientras se aclara su futuro, Ernesto Valverde sigue contando con él.

Rafinha, en el partido contra el Arsenal / FC Barcelona

Rafinha, en el partido contra el Arsenal / FC Barcelona

El mediapunta no desaprovechó la oportunidad. Entró al terreno de juego en el 37' sustituyendo a Luis Suárez y revolucionó el encuentro. Antes del descanso tuvo una de las ocasiones más claras del FC Barcelona en el partido. Tras una gran jugada individual soltó un zurdazo que fue desviado por Unai Simón primero y repelido por el larguero posteriormente.

En los 53 minutos que estuvo sobre el verde de La CatedralRafinha demostró tener una marcha más que el resto de sus compañeros. Desbordó, se asoció y lideró al equipo. Fue el único jugador que puso en aprietos al Athletic Club, que apenas sufrió en defensa y le bastó con una genialidad de Aduriz para convertirse en el primer líder del campeonato.

Malas noticias

El hecho de que el hermano de Thiago fuera el mejor habla muy bien de él y no tanto del resto de sus compañeros. Es inconcebible que en un equipo con GriezmannDembelé, el propio Luis SuárezDe Jong Rakitic el más destacado sea un futbolista que si fuera por el cuerpo técnico y la dirección deportiva ya no vestiría de azulgrana.

Antoine Griezmann en el duelo ante el Athletic Club / EFE

Antoine Griezmann en el duelo ante el Athletic Club / EFE

Griezmann aún debe terminar de adaptarse. Dembelé completó uno de sus peores partidos como azulgrana. El charrúa estuvo apagado durante los 37 minutos que estuvo sobre el verde. Frenkie, si bien realizó un buen encuentro, no puede ser decisivo desde la posición de mediocentro. Y Rakitic aportó músculo pero falló más de un pase sencillo. Y la lista podría alargarse con nombres como Sergi Roberto, Aleñá, Alba Semedo.

El único capaz de romper el ritmo lento que propuso el FC Barcelona fue Rafinha. Es una buena noticia que el futbolista brasileño esté en buena forma, en especial si se acaba quedando en el Camp Nou, pero no deja de ser preocupante que el mejor jugador sea uno que el equipo azulgrana quiere vender.

 

 

Hoy destacamos