Universo Blaugrana

Una foto de Malcom durante el partido ante el Atlético de Madrid / FCB

Una foto de Malcom durante el partido ante el Atlético de Madrid / FCB

Malcom, el nuevo descubrimiento de Valverde

Relegado al banquillo gran parte de la temporada, la lesión de Dembelé le ha convertido en uno de los primeros recursos del 'Txingurri'

Claudia Granja @c_granjafranch

07.04.2019 11:51h

2 min

No hay mal que por bien no venga. Eso debe pensar Malcom Oliveira tras siete meses de azulgrana, poco protagonismo y mucho rendimiento. La nueva lesión de Dembelé, así como la ausencia de Rafinha y la casi inexistencia de Boateng, han permitido al carioca convertirse en la opción número uno para Ernesto Valverde desde el banquillo.

Un revulsivo de garantías y, sobre todo, con muchas ganas. Es el delantero suplente más útil con el que cuenta el Txingurri hoy por hoy. Entregado a la causa y continuamente inconformista. Quiere ser protagonista y el balón no le quema, pese a sus 22 años. 

El brasileño volvió a ser decisivo ante el Atlético de Madrid. Ni marcó, ni asistió, pero arrojó su velocidad a la banda derecha --a pierna cambiada-- en la apuesta de Ernesto Valverde por sentenciar la liga en el Camp Nou. Saltó al campo y levantó la mano para que Rakitic girara la orientación del balón buscando sus botas a los 10 segundos de entrar en el terreno de juego. Puso contra las cuerdas a la defensa y ayudó a que el conjunto catalán se volcara definitivamente al ataque. 

La sorpresa de Valverde

Es el nuevo descubrimiento del Txingurri después de que el carioca haya estado relegado a la suplencia durante más de siete meses y a una intermitencia impropia de un fichaje de 41 millones de euros. Valverde no le quería, pero no le ha quedado tampoco más remedio y el brasileño ha respondido. 

Sus cualidades se alejan del perfil idoneo para un delantero azulgrana, pero si en la viña del señor hay de todo, también tiene que haberlo en un banquillo. Es una alternativa al juego posicional del equipo que, hasta la fecha, ha dado resultados. Ahora el Barça también es fuerte y temeroso a la contra y tiene despliegue ofensivo para desarmar planteamientos defensivos como los del Cholo Simeone o Rubi en el derbi.  

Malcom y Coutinho celebran el primer tanto del FC Barcelona / EFE

Malcom y Coutinho celebran el primer tanto del FC Barcelona / EFE

Y lo más importante: el jugador quiere triunfar de azulgrana. Su candidatura a abandonar la disciplina azulgrana no está cerrada y habrán ofertas, pero ha rendido cuando se le ha exigido. Su presencia en el verde solo puede ir en aumento y gana enteros para el tramo final de la temporada que, a fin de cuentas, es el más importante. Tan solo ha 672 minutos pero ha dejado huella: marcó en San Siro contra el Inter; también en Copa en el Camp Nou contra el Madrid; asistió a Messi en el último derbi y estuvo en las dos acciones del 0-2 contra el Villarreal. Malcom quiere más. 

 

Hoy destacamos