Universo Blaugrana

Nico de La Masía saludando a Dest y a Roberto / FC Barcelona

Nico de La Masía saludando a Dest y a Roberto / FC Barcelona

La Masía, el otro motivo para sonreír del Barça de Koeman

El equipo notó la entrada de los canteranos Nico y Gavi cuando más sufría ante el Getafe

Oriol Quintana @urikingkat

30.08.2021 10:13h

2 min

El FC Barcelona de Ronald Koeman ha dejado en este inicio liguera sensaciones agridulces. Los partidos siguen siendo planos, flojos defensivamente; pero hay aspectos positivos a los que los culés se pueden agarrar. El equipo suma siete puntos de nueve posibles y ha demostrado que hay talento para el futuro.

La mejor noticia en los tres partidos oficiales que llevamos es Memphis Depay, el flamante fichaje de este mercado veraniego. El neerlandés ha asumido el rol de líder e intenta participar en todas las acciones ofensivas. Ya fue decisivo contra la Real Sociedad en calidad de asistente y contra el Athletic Club y el Getafe vio portería con dos goles de bella factura.

Memphis Depay celebrando su gol contra el Getafe / FC Barcelona

Memphis Depay celebrando su gol contra el Getafe / FC Barcelona

El ex del Olympique de Lyon parece que está decidido a coger las riendas ofensivas del conjunto de Koeman, pero no es la única buena noticia que nos ha dejado estas tres jornadas. También cabe destacar la apuesta por la cantera por parte del entrenador, dándoles minutos de calidad.

Nico y Gavi, efecto tranquilizador

Es significativo y dice mucho de Ronald Koeman que, cuando más sufría el Barça contra el Getafe en el Camp Nou (2-1), los escogidos para dar tranquilidad y pausa al juego fueron de la cantera. En el minuto 74 entraron a la vez Nico González y Gavi Páez en lugar de Sergi Roberto y Martin Braithwaite.

Con los dos canteranos, el andaluz debutando en Primera División con solo 17 años, el equipo ganó en control y pasó a un 4-4-2. Se perdía verticalidad, pero se aseguraba más posesión, algo que se había cedido ante el vendaval propuesto por los pupilos de Michel. En los últimos minutos, también entró Óscar Mingueza para reforzar la defensa. Confianza ciega en La Masía.

Pablo Paez Gavira, Gavi, en su debut oficial con el Barça, ante el Getafe / FCB

Pablo Paez Gavira, Gavi, en su debut oficial con el Barça, ante el Getafe / FCB

Koeman, en sala de prensa, quiso destacar el papel de los dos centrocampistas todavía con ficha del filial: “En el inicio de la segunda mitad perdimos muchos balones. Con la entrada de Nico y Gavi estuvimos mejor posicionalmente con balón. Muy contento por su juego y su personalidad a sus 17 años".

Optimismo con vistas al futuro

La afición azulgrana puede estar esperanzada de cara al futuro. Hay jóvenes de la casa que piden paso y que poco a poco se han ido consolidando en los esquemas del cuerpo técnico. A la espera de Ansu Fati, ultimando su recuperación, varios jugadores apuntan tener un papel relevante este curso: Éric García fue titular los dos primeros partidos ligueros, Nico González ya tuvo minutos contra la Real Sociedad y Gavi Páez jugó un cuarto de hora contra el Getafe.

Éric, Ansu, Nico y Gavi en el vestuario azulgrana / FC Barcelona

Éric, Ansu, Nico y Gavi en el vestuario azulgrana / FC Barcelona

No nos podemos olvidar de Óscar Mingueza y Ronald Araujo, ambos claves la temporada pasada, o de Yusuf Demir, llamado a ser importante cuando el equipo necesite extremos puros y desequilibrantes. Aunque no tiene el rol de titulares indiscutibles, se prevé que tendrán minutos de calidad como jugadores de rotación.

Quien todavía no ha debutado esta temporada es Riqui Puig, que sigue sin contar por Koeman. El jugador se quiere quedar, mientras que el entrenador prefiere que salga cedido. Tampoco ha jugado aún Alejandro Balde, también de 17 años, que puede tener un sitio en el once cuando Jordi Alba necesite descanso. Una nueva generación llama a la puerta.

 
Hoy destacamos