Universo Blaugrana

Mateu Alemany y Ferran Torres, tras un entrenamiento del Valencia / Archivo

Mateu Alemany y Ferran Torres, tras un entrenamiento del Valencia / Archivo

Mateu Alemany ya sabe lo que es calmar la ambición de Ferran Torres

El director de fútbol echó el freno con el de Foios cuando coincidieron en el Valencia CF

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

19.02.2022 10:16h Actualizado: 19.02.2022 12:38 h.

2 min

Mateu Alemany conoce de primera mano la personalidad ganadora de Ferran Torres. Sabe que el de Foios es de los impacientes, aquellos a quienes no les cuesta nada salir de su zona de comfort y luchar hasta el final para perseguir sus sueños. Sabe, también, cómo pararle los pies cuando ve que coge demasiada carrerilla, en un punto de empatía y psicología que no tienen todos los directores de fútbol.

Ambos coincidieron en el Valencia CF, y de hecho Mateu Alemany ha estado presente en tres de los cuatro últimos contratos que ha firmado Ferran Torres. El último de ellos, el que rubricó el valenciano a principios de este 2022 con el FC Barcelona, a cambio de los 55 millones fijos y 10 más en variables que abonó el club azulgrana al Manchester City por el traspaso.

¿Cómo se frena a un meteorito?

El ejecutivo mallorquín ha sido muy importante el horizonte deportivo del de Foios. Hace unos años, en 2018, defendió la postura de echar el freno con un jugador menor de edad en un proyecto de Champions League como el que trataba de perfilar el Valencia CF, con Marcelino García Toral en el banquillo ché.

Mateu Alemany evitó que Ferran Torres hiciese las maletas por 8 millones mientras se jugaba el Mundial Sub-17 en la India. Allí envió al entonces director de la Academia del equipo valencianista, Luis Vicente Mateo, para evitar que el FC Barcelona se hiciese con el fichaje, al mismo tiempo que se encargaba de detallar una mejora de contrato hasta 2020 con 25 millones de cláusula y ficha del primer equipo.

Ferran Torres, sin escudo del Barça o logo de Nike, celebra su gol de penalti contra el Nápoles, en la ida de la Europa League / EFE

Ferran Torres, sin escudo del Barça o logo de Nike, celebra su gol de penalti contra el Nápoles, en la ida de la Europa League / EFE

Sólo fue un borrador, puesto que el 3 de marzo de 2018 el Valencia cerró el nuevo blindaje de su joven canterano. Contrato hasta 2021 y 100 millones de cláusula. Ferran tenía entonces 18 años, pero su voluntad de triunfar en el mundo del fútbol y sus increíbles condiciones le auguraban un ascenso meteórico.

Y así fue. En verano de 2020, ya con Alemany fuera del Valencia CF tras explotar las diferencias con Anil Murthy y la junta de Peter LimFerran Torres se marchó traspasado al Manchester City por 23 millones de euros (más 12 en variables), donde ha sido capaz de progresar hasta hacerse hueco como titular indiscutible en la Selección, aunque con los citizens no terminó de ser nunca un fijo en las alineaciones por la alta competencia.

Siguiente fase: alzar el vuelo

Ahora, el Barça es la siguiente parada de una carrera envidiable para un futbolista de tan sólo 21 años. Un atacante que, tras errar tres ocasiones de gol muy claras ante el Nápoles, lloró de rabia sobre el césped del Camp Nou y expresó, con ese gesto, la tremenda ambición que sigue escondiendo.

Mateu Alemany, que ya le frenó en otros aspectos años atrás, ahora sólo quiere que vuele. Y que el desencanto del pasado jueves en la Europa League le sirva a la larga, por pura ambición, para enviar esos disparos fallados al fondo de las mallas en los próximos partidos.

 
Hoy destacamos