Universo Blaugrana

De Ligt, Haaland, De Ligt, Fati y Camavinga en un fotomontaje / Culemanía

De Ligt, Haaland, De Ligt, Fati y Camavinga en un fotomontaje / Culemanía

Mbappé, Haaland y Ansu Fati o la guerra de la próxima década

El fútbol europeo se ha abierto a una nueva generación con talento muy prometedor

Oriol Quintana @urikingkat

29.04.2020 10:26h Actualizado: 29.04.2020 14:24 h.

3 min

En los últimos tiempos se ha abierto una nueva etapa en el mundo del fútbol. Las figuras del fútbol actual se están haciendo mayores -Leo Messi (32), Cristiano Ronaldo (35), Sergio Busquets (31), Sergio Ramos (34) o Gerard Piqué (33)- y poco a poco van dejando paso al joven talento destinado a marcar una época en los próximos años.

La gran estrella del futuro, que ya destaca ahora, parece ser Kylian Mbappé (21). El delantero galo ya ha ganado títulos nacionales con el PSG y con el Mónaco, pero no solo eso, también levantó la Copa del Mundo de 2018 con gran protagonismo. Su potencial parece inigualable por ahora y todo apunta que es cuestión de tiempo que termine dando el salto a algún equipo con opción de levantar la Champions League.

Si el francés lleva varias temporadas ya -desde los 17 años- mostrando su potencial, más fugaz ha sido la irrupción de Erling Haaland, flamante goleador del Borussia Dortmund. Tiene solamente 19 años y ya está siendo tanteado por Real Madrid, Manchester United y Barça. Lleva 40 goles esta temporada y podría salir de la Bundesliga si alguien abona 75 millones.

Esta parece ser la dupla ofensiva destinada a marcar una época. El del PSG tiene unas condiciones ideales para relevar a Messi en la consecución del Balón de Oro mientras que el joven delantero centro tiene una definición de cara a portería pocas veces vista. Si sigue así, es un claro candidato para ganar la Bota de Oro.

La lucha por el control

Mientras Haaland y Mbappé le darán al fútbol goles, asistencias y desborde en los metros finales, el deporte rey no se reduce a eso solamente. El talento también debe estar en otras posiciones y allí destacan dos jugadores que encandilaron al Barça la temporada pasada: Frenkie de Jong (22) y Matthijs de Ligt (20).

El culé, controlando la medular, y el juventino, liderando la defensa, fueron las figuras de uno de los mejores Ajax de los últimos años. Llegaron a semifinales de Champions League y levantaron la Eredivisie con unas grandes actuaciones de toque y fútbol control.

Una foto de Matthijs De Ligt y Frenkie De Jong durante un partido con Holanda / Instagram

Una foto de Matthijs De Ligt y Frenkie De Jong durante un partido con Holanda / Instagram

Otro de los futbolistas destinados a tener el control del balón y que el equipo baile a su ritmo es Martin Odegaard (21), del Real Madrid cedido a la Real Sociedad. Se trata de un mediapunta con visión de juego, muy buena pierna y con un futuro muy prometedor. Los blancos tienen una perla entre manos y de ellos depende su éxito.

Barça y Madrid y la lucha por el talento

Desde hace años, Barça y Real Madrid están luchando para llevarse el mayor talento mundial. Florentino Pérez apostó por el brasileño con Rodrygo Goes (19), Vinicius Junior (19) y Reinier Jesus (18). Los tres son pura samba, desequilibrio y tienen un gran potencial para brillar. El principal problema será la falta de minutos y de oportunidades en un club con tanta exigencia.

En esta lista no podía faltar Eduardo Camavinga, también en órbita de varios grandes. A sus 17 años es el líder del Rennes, tercer clasificado de la Ligue 1. Su gran característica es el control total de la medular, donde desequilibra con el balón y aporta seguridad sin él. No tardará mucho más en salir de la Bretaña francesa.

Eduardo Camavinga jugando contra el PSG / EFE

Eduardo Camavinga jugando contra el PSG / EFE

Si el Madrid tiene sus nombres, también lo hace el Barça. El que más motiva a los azulgranas es Ansu Fati, la mejor noticia de la temporada. El jugador de 17 años ha entrado con fuerza en el primer equipo hasta ser uno de los futbolistas más desequilibrantes. Todo apunta que sus apariciones irán a más y su papel será clave en el equipo de los próximos años.

En los últimos meses, los azulgranas también han hecho una apuesta por el joven talento de la Península Ibérica. En verano llegarán Trincao (20 años, del Sporting de Braga) y Pedri (17, Las Palmas); jugadores de corte ofensivo que todavía necesitan rodaje en la élite. En este grupo se tiene que incluir a Riqui Puig (20), a quien el filial le empieza a quedar pequeño y pide a gritos oportunidades en el primer equipo de Setién.

Para cerrar la lista, citamos al que puede ser una de las bombas de mercado: Lautaro Martínez (22). El delantero argentino del Inter de Milán es uno de los goleadores más en forma de Europa -16 goles en 31 partidos- y puede salir el próximo verano por 111 millones de euros de su cláusula de rescisión. El Barça lo sigue de cerca y lo ve como un relevo ideal a la figura de Luis Suárez (33). El joven talento pide paso.

 
Hoy destacamos