Universo Blaugrana

Memphis Depay tras ser sustituido ante la Real Sociedad / EFE

Memphis Depay tras ser sustituido ante la Real Sociedad / EFE

Memphis, el Ronaldinho de la segunda era Laporta

El delantero holandés apunta a jugador ideal para devolver la ilusión al barcelonismo

Carlos Vázquez

18.08.2021 10:11h

2 min

El FC Barcelona se estrenó este pasado domingo en Liga ante la Real Sociedad, y siguiendo con la tónica de los partidos de pretemporada en los que pudo participar, uno de los jugadores que más miradas acaparó fue Memphis.

Memphis Depay en su primer partido oficial con el Barça / EFE

Memphis Depay en su primer partido oficial con el Barça / EFE

Tras poder ser inscrito in extremis tan solo unas horas antes del partido, el neerlandés pudo formar parte del once inicial de Koeman y demostró lo importante que es para el club: el Barça le ve como el jugador estrella que puede devolver la ilusión al barcelonismo tras la salida de Messi y unos años de falta de títulos. Memphis podría ser, salvando las obvias distancias, el equivalente de esta era de Joan Laporta a lo que comportó el fichaje de Ronaldinho en 2003.

El Barça ve a Memphis como al jugador capaz de generar ilusión y optimismo, que con su calidad trae magia a cada partido del Barça y que, en una época de depresión, puede dar alegrías al barcelonismo.

Koeman tenía razón

Desde el club catalán, la contratación de Memphis está vista como el gran movimiento del verano y por el momento nadie puede objetar nada ante el fichaje. En Can Barça está especialmente valorada la insistencia de Ronald Koeman con el fichaje de su compatriota, jugador al que ya entrenó con la selección de los Países Bajos y que había pedido desde el verano pasado.

Memphis y Koeman conversando antes de entrar / FC Barcelona

Memphis y Koeman conversan en un partido de pretemporada / FC Barcelona

Con la salida de Messi del club, el técnico neerlandés tendrá exámenes difíciles a la hora de cubrir carencias, y parece que ante la Real consiguió dar con la tecla. El tridente formado por Griezmann, Memphis y Braithwaite arrancó con mucha capacidad goleadora, y también generó suficiente peligro como para dar optimismo al aficionado culé, aunque está por ver si esta tendencia se mantendrá.

Tanto Memphis como Griezmann, que parecen intocables en el once inicial post-Messi, mostraron que tienen una buena conexión futbolística, algo que ya vimos puntualmente en los partidos ante Girona, Stuttgart y RB Salzburg a lo largo de la pretemporada. La prueba de fuego será, como de costumbre, ver si esta relación se mantiene en el tiempo y si ayuda al Barça a conseguir sus objetivos.

Lo que está claro de momento es que Memphis gusta y es el elegido para ilusionar al culé de cara a la temporada 2021/22, y que el Barça espera que su personalidad, que ya ha mostrado a lo largo de su carrera dentro y fuera del césped, simbolice el inicio de una nueva etapa en el Camp Nou.

 
Hoy destacamos