Universo Blaugrana

Memphis Depay en su primer partido oficial con el Barça / EFE

Memphis Depay en su primer partido oficial con el Barça / EFE

Memphis se apaga contra el coloso Bayern

El jugador neerlandés del FC Barcelona cuajó una actuación floja en el debut de los azulgranas en la Champions League

Jonathan Mondéjar

15.09.2021 19:01h

2 min

No hubo suerte. O capacidad realmente. El FC Barcelona se estrelló con uno todopoderoso Bayern de Munich en el estreno de la máxima competición continental: la Champions League. El conjunto azulgrana practicó un juego que brilló por su ausencia. Además, su estrella, Memphis Depay, se inhibió ante la superioridad alemana. Se apagó.

El delantero del Barça fue junto a Luuk de Jong el que lideró el ataque azulgrana. Memphis no tuvo unos números muy positivos para sus intereses, ya que perdió todos los duelos individuales.

Memphis Depay contra el Bayern de Múnich / EFE

Memphis Depay contra el Bayern de Múnich / EFE

Además, en cuanto a ocasiones de gol se refiere no generó ninguna de peligro. Sus peligrosos centros fueron recogidos por Ronald Araújo. El uruguayo fue el autor de la ocasión más peligrosa de la primera parte por parte de los locales. Un cabezazo que se fue a la izquierda de la meta de Neuer.

El crack culé, apagado

Memphis Depay es visto por muchos como el próximo crack del FC Barcelona. Sus habilidades con el balón hacen gala de ello. Es un jugador muy completo que cuenta con el apoyo del entrenador, Ronald Koeman. Por lo tanto, es un reto muy importante que tiene por delante. El internacional con Países Bajos viene de cuajar una actuación memorable en su último compromiso con un hat-trick.

Memphis agradeciendo el apoyo del Camp Nou / FC Barcelona

Memphis agradeciendo el apoyo del Camp Nou / FC Barcelona

El neerlandés no tuvo su día ante el Bayern de Munich. De hecho, los de Niegelsmann no dieron opción alguna a los catalanes, que siempre fueron a remolque. Los alemanes marcaron el ritmo, con un guión que se iba adecuando al escaso ataque culé. Memphis, al igual que todo el equipo, se vino abajo. Su luz se apagó y ayudó a que el Barça no chutase ni una sola vez a la portería de Neuer.

El 3-5-2 de Koeman, débil

El sistema propuesto por el entrenador del FC Barcelona fue defensivo. Algo previsible si bien se tuvo en cuenta la bochornosa goleada en el último enfrentamiento por 2-8. Sin embargo, reforzar la línea defensiva por parte de Ronald Koeman debilitó el ataque.

El 3-5-2 con Messi y Griezmann o Dembelé tiene un sentido debido a la calidad de los futbolistas y la velocidad del mosquito. La apuesta por Luuk de Jong, cuyas cualidades no casan con la velocidad, supuso que el Barça no existiese en ataque.

Ronald Koeman, con los brazos alzados, en el partido ante el Bayern / EFE

Ronald Koeman, con los brazos alzados, en el partido ante el Bayern / EFE

Por lo tanto, Memphis estuvo muy solo ante el peligro, que fue de más a menos. Por mucho que haya calidad en un futbolista, si no está bien rodeado no pueden surgir frutos en forma de goles. El sistema no ayudó aunque el rival tampoco. El Bayern es mucho Bayern.

 
Hoy destacamos