Universo Blaugrana

Messi, Griezmann y Pedri celebran sus goles al Betis / EFE

Messi, Griezmann y Pedri celebran sus goles al Betis / EFE

Messi ayuda a Griezmann a combatir el síndrome Coutinho

El francés vuelve a marcar ante el Betis tras una dejada del argentino

Alba Cabrera

07.11.2020 21:18h Actualizado: 07.11.2020 21:21 h.

1 min

Lo que comenzó como una rivalidad se ha convertido en el inicio de una bonita amistad. Y es que el delantero del FC Barcelona, Antoine Griezmann, ha marcado su segundo gol esta temporada ante el Betis (5-2) a pase de nada más ni nada menos que de Leo Messi.

Y es que, desde que el francés salió de su ostracismo tras marcar en el empate ante el Alavés (1-1) después de siete partidos disputados entre la pretemporada y la temporada y un mes y medio sin marcar (cuatro sin marcar en un partido oficial), el Principito volvió a reencontrarse con el gol la jornada pasada.

Griezmann dedica a Messi su gol contra el Betis / FCB

Griezmann dedica a Messi su gol contra el Betis / FCB 

Este sábado, tras haber fallado un penalti en la primera mitad ante la ausencia de Messi, Griezmann fue asistido por el argentino para poner el 2 a 1 en el marcador y abrir la lata de la superioridad del Barça ante los béticos.

El francés pudo meter finalmente el balón dentro de la red después de dos fallos ante el portero del Betis, el exazulgrana Claudio Bravo, y de que el meta chileno le parara un penalti. Tras salir desde el banquillo, Messi tenía la cabeza fría, y a pase de Jordi Alba dentro del área pequeña rival, viéndose tapado por toda la defensa verdiblanca, confió en Griezmann y le dejó el balón en sus botas para que este solamente tuviera que acompañar el balón para transformar el tanto.

Evitar el síndrome Coutinho

Hasta que Griezmann no marcó en Mendizorrotza, se llegó a especular incluso con la salida del francés del Barça, pues no acababa de encajar en el esquema azulgrana para poder mostrar su máximo rendimiento.

Griezmann ante el Betis / FC Barcelona

Griezmann ante el Betis / FC Barcelona

Pero, a pesar de su gol, este sábado en el Camp Nou ante los béticos ha necesitado de la ayuda de Leo para evitar convertirse en el nuevo Coutinho: un jugador muy talentoso pero que no acabó de aportar lo necesario para el equipo hasta su regreso tras haber salido cedido para el Bayern de Munich.

Por eso, Messi ha querido echar un cable al francés, para que no se vuelva a repetir la misma historia. Pues el argentino es consciente de que un Barça en fase experimental necesita que sus integrantes vayan cogiendo confianza, por si él un día decide abandonar el barco.

 

 
Hoy destacamos