Universo Blaugrana

Messi supera a Asamoah / EFE

Messi supera a Asamoah / EFE

Messi cicatriza la herida entre el vestuario y la directiva

El delantero argentino dio la cara en zona mixta tras la victoria frente al Inter

Pau Beya Acero @pbeya96

03.10.2019 00:46h

2 min

Leo Messi está de vuelta. El delantero argentino reapareció este miércoles frente al Inter de Milán y completó los 90 minutos por primera vez esta temporada. Acabó agotado, pero sacó fuerzas de flaqueza para dar la asistencia a Luis Suárez en el segundo gol de los azulgrana. Aunque no estuvo brillante, ejerció de líder sobre el terreno de juego.

Y también fuera de él. Una hora después del encuentro, el 10 apareció por sorpresa en zona mixta con un claro objetivo: acabar con la polémica que se había creado en el entorno del FC Barcelona tras las declaraciones de Gerard Piqué el pasado sábado. El central advirtió a la cúpula del club con un mensaje inconfundible: "No nos queremos enfadar".

Messi quitó hierro a todo el revuelo que se creó tras las palabras del zaguero catalán, señaló que "estamos bien" y repitió el lema que pronunció el en Getafe: "Hay que estar todos unidos". A continuación, Leo recalcó que "lo importante era ganar. Nos queda el Sevilla y tenemos que ganarlo para que no se genere todo lo que se genera cuando no hay fútbol".

Cordial

Preguntado sobre el inicio de curso del equipo, el delantero argentino admitió, como ya habían hecho otros compañeros, que "nos está costando arrancar porque no hubo pretemporada", aunque matizó que "no es una crítica". "Cuando se viaja no se entrena bien, llegamos de Japón e hicimos otro viaje. Repito, no es una crítica. Es entendible que el club tenga que hacer estos partidos", recalcó Messi.

Leo Messi en zona mixta tras el duelo frente al Inter de Milán / CULEMANÍA 

El 10 también explicó que "estamos en camino de mejorar, nos vamos adaptando a la competición y cogiendo ritmo". Sobre su vuelta a los terrenos de juego, se mostró contento por poder completar un encuentro y reconoció que estaba "cansado, falto de ritmo, pero me voy a ir soltando más. Estoy acostumbrado a coger ritmo con los partidos, cuando mejor me siento es cuando juego".

Por último, volvió a dejar claro que tiene una buena relación con Griezmann. Acerca del partido frente al Inter, señaló que "ganar de local es importantísimo. El segundo tiempo estuvimos mejor, la presión fue más ordenada, con más cabeza". Sensato, sereno y cordial. Messi salió con un cometido ante los medios de comunicación y cumplió con él.

 

Hoy destacamos