Universo Blaugrana

Jordi Mesalles masajea el muslo de Leo Messi / EFE

Jordi Mesalles masajea el muslo de Leo Messi / EFE

Messi dispara las alarmas en el Barça-Villarreal

El astro argentino tuvo que ser atendido por molestias en la zona de los aductores

Víctor Malo @VMalo8

24.09.2019 21:55h Actualizado: 24.09.2019 21:58 h.

1 min

Leo Messi volvió a disparar las alarmas este martes en el Camp Nou. El astro argentino, flamante ganador del The Best 2019, salió a por todas desde el principio del Barça-Villarreal y contagió su energía a los compañeros, pero solamente duró 45 minutos en cancha. 

El rosarino tiró del carro y participó en la jugada del primer gol, obra de Griezmann. Messí sacó un saque de esquina al primer palo y el delantero galo acarició el balón con la testa para dirigirla al fonde de las mallas de Asenjo. Primera conexión Messi-Griezmann y gol. 

El delantero albiceleste seguía enchufado y probó regates, intentos de desequilibrio, siempre encarando el uno contra uno con su arte habitual. Y en esas llegó el segundo gol azulgrana, con un balón controlado por Arthur en la frontal del área para soltar un zapatazo tremendo que dejó parado al meta. 

Molestia en el aductor izquierdo 

Todo se ponía de cara en tan solo un cuarto de hora, pero poco a poco se fueron torciendo las cosas. Escasos minutos después del gol del brasileño, Ontiveros robó un balón a Messi por detrás pisándole el talón. Messi abroncó a Sergi Roberto por no avisarle de que venía alguien por detrás. 

Acto seguido, Messi se puso bien la bota sentado en el suelo. Apretó cordones, se levantó y al poco se acercó a la banda para ser atendido por Jordi Mesalles, el fisioterapeuta del Barça. Mesalles masajeó con fuerza el muslo izquierdo del argentino. 

Aunque el ligero golpe fue en el talón, Messi notó molestias en la zona del aductor, un parte muscular que desde hace años le genera molestias ocasionalmente. Es un punto delicado en la musculatura del astro argentino. 

Dembelé sustituye a Messi 

Desde ese momento, Messi redujo considerablemente su participación en el juego. Hasta el punto de que se negó a sacar un córner, cediendo el protagonismo a Griezmann. El Villarreal aprovechó el bajón para recortar distancias con un golazo de Cazorla que se comió Ter Stegen

A la media parte, Dembelé salió antes que el resto para calentar y sustituyó a Messi

 
Hoy destacamos