Universo Blaugrana

Una foto de Leo Messi tras caer eliminado ante el Liverpool / EFE

Una foto de Leo Messi tras caer eliminado ante el Liverpool / EFE

Messi se encaró con varios aficionados del Barça tras la debacle en Anfield

El argentino tuvo un momento de tensión en el aeropuerto de vuelta a Barcelona

Oriol Quintana @urikingkat

08.05.2019 12:35h

2 min

Este martes fue un duro golpe para todo el equipo. El Barça no daba la cara y caía de manera ridícula en Anfield. Un 4-0 que dejaba como inútil la exhibición de Leo Messi en la ida. El equipo se volvía a quedar sin la deseada “copa linda” y se regresaban a Barcelona con las manos vacías.

El argentino lo intentó en la primera parte sin éxito. Probó en un par de ocasiones a Alisson Becker pero no tuvo suerte de cara a portería. Como sus compañeros, se mostró sorprendido ante la pasividad defensiva. Los de Jurgen Klopp firmaban una goleada y ya van cuatro en los últimos tres años.

Conflicto con los aficionados

Tras el pitido final, la mayoría de aficionados desplazados a Anfield pedían a gritos un reconocimiento de la afición. Solo Marc-André Ter Stegen dirigió unos aplausos a la hinchada culé. El resto del equipo, ni levantó la cabeza. El capitán falló otro desplazamiento más a los blaugranas.

Una foto de Leo Messi incrédulo durante el Liverpool - Barça / EFE

Una foto de Leo Messi incrédulo durante el Liverpool - Barça / EFE

La tensión llegó a un punto inesperado en el aeropuerto de Liverpool. El argentino llegaba de madrugada al aeropuerto acompañado de Pepe Costa para subir al avión del equipo. El delantero se sometió a un control antidóping y se retrasó más que sus compañeros. Según apuntan algunos de los deplazados, en el control de seguridad, un grupo reducido de aficionados del Barça le recriminó la eliminación y el no reconocimiento al aficionado.

Messi, afectado por la derrota y por no cumplir su palabra, se encaró con los hinchas y fue el propio Pepe Costa quien se lo llevó. Una reacción impropia de un capitán por muy caliente que vaya. En el mismo momento hubo aficionados que aplaudieron al 10.

Capitán solo en las buenas

Esta es la primera temporada del argentino como capitán del equipo pero hace muchos cursos que ejerce como tal. En las buenas, aficionado y jugador hacen un tándem perfecto que emociona al mundo entero. Cuando el resultado no es el esperado, pocos jugadores reconocen el esfuerzo del aficionado.

Los jugadores del Barça tras un gol del Liverpool / EFE

Los jugadores del Barça tras un gol del Liverpool / EFE

En Anfield solo Ter Stegen dio la cara aplaudiendo a la hinchada. El alemán es de los pocos que siempre agradece el apoyo de la afición, hecho que se le recrimina a los pesos pesados del vestuario -Messi, Busquets, Piqué, Alba...-. El 10 volvió a decepcionar a la afición tras el pitido final. Los 2.800 desplazados solo querían un poco de reconocimiento y recibieron el enfado y la indiferencia de los jugadores.

 

Hoy destacamos