Universo Blaugrana

Messi junto a su hijo Thiago en la grada / EFE

Messi junto a su hijo Thiago en la grada / EFE

Messi exhibe su tremenda implicación contra el Real Madrid

El astro argentino demuestra por qué es el mejor jugador del mundo hasta cuando no juega

Víctor Malo @VMalo8

28.10.2018 23:02h Actualizado: 28.10.2018 23:03 h.

2 min

Leo Messi no fue protagonista este domingo sobre el terreno de juego en el vibrante clásico que el Barça se llevó frente al eterno rival con manita incluida (5-1). Sin embargo, su condición de figura histórica hizo que todo el mundo estuviese pendiente de él, aún en la grada.

El astro argentino acudió junto a su hijo Thiago a la zona reservada en la grada para los futbolistas lesionados o no convocados. Compartió espacio con su inseparable Pepe Costa, el desconvocado Denis Suárez y la familia de los hijos de Luis Suárez, muy amigos del pequeño Thiago.

El delantero de Rosario da síntomas tan evidentes como constantes de su implicación con el equipo desde que comenzó la temporada. Llevar el brazalete de primer capitán está siendo clave.

Ejemplo de capitán aún estando lesionado

Messi no se quiso perder el partido de sus compañeros pero, al contrario de otras ocasiones en el pasado en que prefería quedarse en casa, esta vez quiso estar junto al equipo. Lo mismo que el pasado miércoles en Champions, contra el Inter.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

👏👏👏👏👏 festejando el triunfo y los 3 goles impresionante !!! Felicitaciones a todos

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

El crack azulgrana es consciente de que tiene la responsabilidad de dar ejemplo y si el mejor jugador del mundo se implica cómo el que más, cualquier otro miembro del vestuario sabe que estará obligado a hacerlo por igual si aspira a seguir formando parte del mejor equipo del mundo.

Pero no solo con su presencia en el Camp Nou y en la charla del entrenador, Messi demostró su tremendo compromiso con el Barça. También lo hizo con su recital de gestos e interacciones viendo el partido. Lo vivió con una pasión brutal, como un forofo culé más.

Como un hincha más de Luis Suárez

La forma que Messi tuvo a la hora de celebrar los goles, especialmente los de su gran amigo Luis Suárez e, incluso, el penalti que cometieron sobre el uruguayo dejó patente la implicación que tiene el argentino. Está empeñado en ganarlo todo este año y un triunfo contra el Real Madrid siempre le da una especial satisfacción.

Messi sabe que para conquistarlo todo no basta con tener buenos jugadores, es necesario un bloque competitivo y unido. Por este motivo, y en ausencia de un peso pesado como fue Iniesta, el rosarino quiere dar un paso al frente para que todos remen en la misma dirección.

Si el trabajo de la plantilla sigue en la misma línea, el Barça seguro logrará grandes cosas. Con más fondo de armario que otros años y jugadores que desde el banquillo salgan a morder y sean capaces de aportar cosas nuevas será más fácil alcanzar el éxito.

 
Hoy destacamos