Universo Blaugrana

Una foto de Leo Messi y Gerard Piqué en un entrenamiento / EFE

Una foto de Leo Messi y Gerard Piqué en un entrenamiento / EFE

Messi exige un fichaje más al Barça y Piqué hace de intermediario

Valverde también quiere reforzar el centro del campo y el astro argentino quiere un jugador de clase mundial para aspirar a todo

Redacción Culemanía @culemanias

28.08.2018 12:49h Actualizado: 31.08.2018 09:00 h.

2 min

A falta de menos de cuatro días para que se cierre el mercado de verano, el Barça busca un centro campista de clase mundial. La prioridad de Ernesto Valverde es la línea del medio centro. Pese a reforzarse con Arturo Vidal y Arthur Melo, quiere contar con más músculo para poder elegir según se desarrollen los partidos, especialmente en la Champions, una competición que puede castigar a cualquier equipo en escasos minutos. 

Con pocas horas de margen y con el mercado de la Premier cerrado --pueden vender, pero no comprar-- parece ser que la operación predilecta tendrá que esperar hasta enero. El elegido es Paul Pogba. En el Camp Nou conocen su descontento a las órdenes de Mourinho en el Manchester United. Los rumores han sonado durante todo el verano, pero con el club inglés sin margen para incorporar a otro fichaje, todo apunta a que no dejará escapar a su estrella por la que pagó 120 millones de euros hace dos temporadas.

Guiño a Messi

El campeón del mundo ya ha hecho en más de una ocasión un guiño al Barça, especialmente a Messi. El último se produjo en el Mundial de Rusia. Después de que Francia eliminara a Argentina (4-2), el centrocampista alabó al 10 del Barça. "Es el mejor jugador del mundo, durante 10 años, desde entonces lo veo, lo miro y aprendo de él. Me hace amar el fútbol siempre, hemos jugado contra los mejores y ganamos a los mejores, estamos felices", haciendo referencia a la selección francesa. 

Para concluir su mensaje al astro argentino, sentenció: "Siempre voy a ser un ídolo de Messi". La calidad de Pogba es indudable, en la selección gala tuvo el espacio que necesita y dominó la medular. Que quiere salir de Old Trafford es vox populi, pero el calendario apretaba y el precio no era el que quería desembolsar el Barça.

Declaración de intenciones

Gerard Piqué ha tomado cartas en el asunto y ha vuelto a utilizar su influencia para hacer públicos los deseos del vestuario. Piqué confirmó este lunes en un acto promocional para PokerStars que el elegido no es otro que Paul Pogba. El francés ya no es feliz en el Manchester United y quiere un cambio de aires, pero tendrá que esperar. Piqué no dudó en hacer público el pensamiento de un vestuario. El tercer capitán aseguró: "Seríamos felices de tenerlo aquí", y dio a entender que el traspaso tendrá que cocerse durante la primera vuelta. "Sé muy poco de su relación con Mourinho, veremos qué pasa en el futuro".

El francés ha sido uno de los objetivos del verano del Barça, pero el potencial económico del United es difícil de superar. Salvo sorpresa de última hora, Pogba seguirá vestido de rojo, al menos hasta invierno. 

 
Hoy destacamos