Universo Blaugrana

Messi ante el Granada / EFE

Messi ante el Granada / EFE

Messi hace de capitán para sellar una remontada colosal

El delantero argentino se echó el equipo a la espalda tras el gol de Soldado

Pau Beya Acero @pbeya96

04.02.2021 02:07h

2 min

Nadie dijo que fuera a ser fácil. La Copa del Rey se presentaba desde el principio como el objetivo más accesible para el FC Barcelona, pero el equipo azulgrana ha tenido que sudar la camiseta para llegar hasta semifinales. En Cornellá no pudo vencer hasta la prórroga. Frente al Rayo necesitó darle la vuelta al resultado. Y en Granada empató in extremis para luego culminar la remontada en la prórroga.

El Barça sufrió de lo lindo para imponerse en el Nuevo Los Cármenes. El conjunto catalán dominó la primera media hora del encuentro, pero en el 33' se produjo el error de Umtiti que acabó en gol de Kenedy. Nada más empezar la segunda mitad, Roberto Soldado aprovechó otro fallo del central francés para poner el 2-0 en el marcador.

Equipo a la espalda

Cuando peor estaba el FC BarcelonaLeo Messi se puso el equipo a la espalda y ejerció de capitán. El delantero argentino no completó una actuación especialmente brillante, pero lideró la reacción del cuadro azulgrana. En el 61', se inventó un tiro con la izquierda desde la frontal al segundo palo que atrapó Aarón.

Messi contra el Granada / EFE

Messi contra el Granada / EFE

En la jugada inmediatamente posterior, dio un pase a Trincao, que tras un recorte estrelló el balón en el larguero. El 10 siguió intentándolo, pero la defensa del Granada bloqueó todas sus jugadas. Hasta que en el 88' puso un pase bombeado marca de la casa para Griezmann, que con la ayuda del poste y el portero recortó distancias.

Un minuto después, dejó atrás a varios defensas en la frontal hasta lograr una buena posición de tiro, pero su disparo se estrelló en el palo derecho de la meta nazarí. Ya en el añadido, con el Barça volcado, repitió la jugada del primer gol y encontró a Griezmann detrás de la defensa. El francés puso el balón en el centro del área y Alba, a bocajarro, empató el encuentro.

Clave en la prórroga

No tuvo incidencia en el 2-3, pero sí en el 3-4. Los defensas del Granada le cerraron la pierna izquierda, pero no la derecha. Disparó con su pie menos bueno y se volvió a topar con Aarón. El guardameta no acertó con el despeje y dejó el balón franco para que De Jong, sin oposición, adelantara a los culés.

Messi en el encuentro contra el Granada / EFE

Messi en el encuentro contra el Granada / EFE

De Messi fue también el disparo que acabó desencadenando en el 3-5 definitivo. Su tiro se topó con el cuerpo de Germán, pero en el rechace, Griezmann se inventó un pase con el exterior soberbio para que Jordi Alba, completamente solo en la izquierda, fusilara la portería del Granada.

Leo no estuvo especialmente acertado, pero fue decisivo en la victoria del FC Barcelona. Brilló menos que Griezmann Jordi Alba, pero tuvo una participación fundamental en cuatro de los cinco goles de los de Koeman en el Nuevo Los Cármenes.

 
Hoy destacamos