Universo Blaugrana

Griezmann en una acción contra el Villareal / FCB

Griezmann en una acción contra el Villareal / FCB

Messi hizo mejor sociedad con Griezmann que con Luis Suárez

El nuevo sistema de Setién benefició al tridente atacante y el francés participó más en el juego

Guillem Andrés

06.07.2020 12:44h

1 min

El Barça completó este domingo contra el Villareal su mejor partido de la temporada y, seguramente, su mejor versión en años. El equipo se encontró cómodo en todo momento, con más libertad de movimientos en la delantera y mayor fluidez. Este fue el resultado del cambio táctico que probó Setién en el Estadio de la Cerámica.

El entrenador cántabro alineó al tridente formado por Messi, Suárez y Griezmann. Lo habitual hubiera sido ubicar el argentino en el extremo derecho, el francés en el izquierdo y el uruguayo en la punta atacante. Sin embargo, con este formato el exjugador del Atlético de Madrid ha pasado desapercibido a lo largo de toda la temporada. De este modo, Setién puso a Messi como mediapunta y los otros dos como delanteros más centrados.

Griezmann, en una acción contra el Villarreal | EFE

Griezmann entra en el juego

El mayor beneficiado del nuevo sistema fue Griezmann. El francés participó más del juego y gozó de una libertad que no tenía en el extremo izquierdo. De este modo el delantero completó seguramente su mejor partido con la camiseta azulgrana.

Uno de los datos que más lo ejemplariza es la conexión que tuvo con Messi. A lo largo de los 70 minutos que estuvo en el terreno de juego, Griezmann y el argentino conectaron 14 veces. Las otras dos patas del tridente (Messi-Suárez y Griezmann-Suárez), lo hicieron en siete ocasiones. Con este partido, las polémicas sobre la falta de conexión el francés quedan aparcadas por un tiempo.

Messi y Griezmann, celebrando uno de los goles ante el Villarreal | EFE

A pesar que es un simple apartado del juego, es una demostración de cómo no quedó aislado como en otros partidos. Setién, por lo tanto, parece haber encontrado la tecla para relacionar al tridente atacante que, como resultado, también condujo al equipo a realizar un gran encuentro.

La amplitud llega por los laterales

Así como a lo largo de la temporada, las bandas fueron ocupadas más por los laterales que no por los extremos. De este modo, Jordi Alba y Semedo fueron profundos buscando zonas ofensivas.

Esta situación puede perjudicar un poco a Ansu Fati, en no poder desbordar por banda. Sin embargo, el joven jugador entró en los últimos 20 minutos y tuvo tiempo de marcar un gol. En los siguientes partidos habrá que estar atentos si mantiene este sistema y si el equipo se beneficia de ello.

 
Hoy destacamos