Universo Blaugrana

Messi y Dembelé celebrando un gol con el Barça / EFE

Messi y Dembelé celebrando un gol con el Barça / EFE

Messi marca el camino a Dembelé con las lesiones musculares

Al francés y al argentino les une los problemas musculares que sufrieron en los primeros años en la élite

Oriol Quintana @urikingkat

05.05.2019 14:28h

2 min

​Ousmane Dembelé volvía a ser titular en Balaídos tras el partido de Huesca (0-0). Solamente duró cuatro minutos contra el Celta de Vigo (2-0). En los primeros instantes de partido hacía uno de sus habituales cambios de ritmo y se lesionaba en los isquiotibiales. En el minuto cinco fue sustituido. Esta es la tercera lesión del extremo francés este curso. Esta llega en el momento más importante de la temporada y cuando el equipo más lo necesitaba.

Su periplo empezaba el 21 de enero cuando se hacía un esguince de tobillo contra el Leganés en el Camp Nou. Estaría tres semanas de baja. Un mes más tarde, 9 de marzo, se lesionaba en los isquiotibiales y recaía de la lesión en la vuelta de octavos contra el Olympique de Lyon. Aún no se ha recuperado por completo. Cabe recordar que el curso pasado ya se perdió gran parte de la temporada.

Habitual en jugadores explosivos

En el Camp Nou no es la primera vez que se repite esta historia. Los inicios de algunos cracks del Barça como Leo Messi ya pasaron por el mismo problema en sus inicios como profesiona. Ahora mismo, el argentino conoce a la perfección su cuerpo y desde el 2016 no tiene lesiones musculares.

Messi lamentando una lesión en la temporada 2004-2005 / EFE

Messi lamentando una lesión en la temporada 2004-2005 / EFE

Las lesiones musculares son muy habituales en los jugadores que tiene el cambio de ritmo como característica principal. Messi pasó por esto como también lo hizo Arjen Robben o Neymar Júnior. La clave para solucionar estos problemas pasa directamente por el propio jugador. El capitán del Barça es el mejor ejemplo.

La alimentación, una de las soluciones

Leo Messi no tuvo uno inicios fáciles en Can Barça. Hasta que no se asentó como líder del equipo el año 2008, sufrió siete lesiones en tres cursos y un total de 246 días de baja. Ese joven jugador trabajó mucho muscularmente haciendo trabajo específico. También se empezó a cuidar como lo hace ahora, sobretodo la alimentación y el descanso, para evitar los altibajos físicos.

El francés tiene en el vestuario un ejemplo a seguir, el capitán sufrió cinco lesiones musculares en tres años. Todo empezó en 2006 con la rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha y una recaída que le dejaban más de tres meses en la grada. Después continuaron los problemas musculares y algún esguince. Ahora ya son historia.

Una foto de Leo Messi y Ousmane Dembelé celebran un gol / EFE

Una foto de Leo Messi y Ousmane Dembelé celebran un gol / EFE

Sabemos que Dembelé y disciplina no van cogidos de la mano pero el jugador ha hecho esfuerzos para mejorar hasta que llegó a ser un imprescindible esta temporada. Desgraciadamente para todos los culés, verá los partidos más decisivos de su equipo desde la grada.

La adaptación del galo en Can Barça ha sido costosa pero finalmente ha encontrado su sitio en el equipo y en el vestuario. Con lo que no contaban era los numerosos problemas físicos que sufre debido a su gran explosividad e incontables cambios de ritmo. Los servicios médicos del club ya trabajan en ello para intentar dar un vuelco a la situación.

 

Hoy destacamos