Universo Blaugrana

El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi (d) pelea un balón con el centrocampista argentino del Eibar Gonzalo Escalante / EFE

El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi (d) pelea un balón con el centrocampista argentino del Eibar Gonzalo Escalante / EFE

Messi marca en rojo sus nuevas víctimas

Tras anotar el gol 400 en la Liga, el argentino se plantea nuevos retos

Pau Beya Acero @pbeya96

16.01.2019 18:58h Actualizado: 17.01.2019 16:53 h.

3 min

El pasado domingo frente al Eibar Leo Messi logró otro hito histórico: el gol 400 en la Liga. Una cifra a la que aún no había llegado ningún jugador antes, y lo más fascinante de todo es que lo ha logrado en tan solo 435 partidos. Su perseguidor más inmediato, Cristiano Ronaldo, está ya a 89 goles y parece complicado que vuelva a jugar en España. De los jugadores en activo, Aritz Aduriz es el que está más cerca con 157 goles y se antoja imposible que consiga alcanzarlo.

Logrado el gol 400, el argentino se plantea nuevos retos para convertirse en un jugador (aún más) histórico. Su primer objetivo lo podría tachar de la lista en apenas unos meses: ganar otra Champions con el FC Barcelona. En el día de presentación del primer equipo en el Trofeu Joan Gamper, el 10 ya mostró las ganas que tiene de que la Orejona vuelva al Camp Nou tras tres años de dominio blanco. 

Una foto de archivo de Messi e Iniesta con la Champions de 2009 / EFE

Messi celebra con Iniesta la Champions lograda en Roma el 2009 / EFE

Este mismo 2019 podría rebasar otra meta que se la resistido durante toda su carrera: lograr un título con la selección. La Albiceleste disputará la Copa América que se celebrará el próximo mes de julio en BrasilMessi no ha acudido a las últimas concentraciones con su país, pero parece impensable que se pierda una de las últimas oportunidades que tendrá para levantar un título con Argentina y ganarse, por fin, el cariño de todos sus compatriotas.

Ganar estos dos títulos supondría que, indirectamente, el 10 batiera otro récord. La Champions y la Copa América son los dos torneos más importantes del año y ganarlos supondría asegurarse el Balón de Oro, el sexto, con el que superaría a Cristiano Ronaldo, que tiene cinco. El argentino no logra ganar este galardón desde 2015, cuando el FC Barcelona cosechó el segundo triplete de su historia.

Pelé, la siguiente víctima

Los 575 goles que ha logrado Leo Messi con la camiseta azulgrana le sitúan el segundo en la lista de los jugadores que han anotado más goles con el mismo equipo. Solo lo supera el histórico jugador brasileño, que logró 643 goles con el Santos. Solo 68 tantos que, visto el ritmo que lleva el argentino, podría lograr hacia finales de la temporada 2019-20 o a principios de la 2020-21.

Una foto de archivo de Pelé con Brasil

Una foto de archivo de Pelé con Brasil

Llegar a la cifra de Pelé implicaría superar, evidentemente, los 600 goles con el FC Barcelona. Una cifra a la que podría llegar perfectamente esta misma temporada o como muy tarde a inicios de la siguiente. Al club azulgrana le quedan, como mínimo, 22 encuentros esta campaña. Los 600 tantos son una cifra de otra época, más si tenemos en cuenta que el segundo máximo goleador de la historia culé es César con 232.

Bican, Puskas, Eusebio y otras leyendas a superar

Consolidado el pichichi histórico de la Liga para como mínimo las próximas décadas, ahora Messi mira al resto del mundo. El argentino es el 11º máximo goleador histórico entre todas las ligas del mundo. Los alemanes Gerd Müller Uwe Seeler, con 405 y 406 tantos, podrían ser avasallados en apenas unas semanas, como el escocés Jimmy McGrory, que anotó 410 goles en la liga de su país.

La pugna con Cristiano Ronaldo durará algunos años más pero es de esperar que finalmente el argentino se acabe imponiendo al ser dos años más joven que el portugués. CR7 aventaja ahora mismo en 12 goles al 10. Otro portugués, Eusébio, podría ser superado este mismo 2019 porque solo anotó 18 más de los que lleva actualmente el argentino. Entre los dos portugueses se encuentran los húngaros Imre Schlosser Gyula Zsengeller, que anotaron 417 y 416 tantos respectivamente.

Una foto de Messi y Cristiano saludándose en un partido / EFE

Cristiano Ronaldo y Messi se dan la mano antes de un clásico / EFE

Lo más difícil para el argentino será batir a Puskas Bican. El hispano-húngaro, que militó en el Real Madrid, logró 517 goles entre las ligas española y húngara, mientras el checo anotó 518 tantos entre las ligas de Checoslovaquia AustriaBican es también el máximo goleador de la historia en una misma liga con 500. Entre el checo y Messi se encuentran Schlosser con 411 goles en la liga húngara, el ya mencionado McGrory y el yugoslavo Bobek, que anotó 403 en 468 partidos.

Superar los registros de Puskas Bican requerirá al argentino unas cuántas temporadas al máximo nivel, pero mientras intenta cazarlos irá tumbando leyendas como Müller, Pelé, Eusebio Cristiano Ronaldo. Todos ellos, antes o después, sucumbirán a las cifras de este monstruo competitivo llamado Leo Messi

 
Hoy destacamos