Universo Blaugrana

Messi, Suárez, Piqué en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Messi, Suárez, Piqué en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Messi no controla a Piqué: el momento más incómodo con Basté

El delantero argentino demostró que el central catalán va por libre

Oriol Quintana @urikingkat

09.10.2019 12:37h

2 min

La relación entre Gerard Piqué y Leo Messi es muy buena e incluso podemos llegar a decir que son amigos muy próximos. A menudo podemos ver la dupla pasar un buen momento en los entrenamientos junto a Luis Suárez, el tercer vértice del triángulo.

En los últimos días el central ha lanzado varios dardos envenenados a la junta directiva del Barça. Primero se quejó de la preparación de la pretemporada y, tras el partido del Getafe, comentó que eran conscientes de que algunos de los artículos que se han escrito atacándolos vienen desde los directivos de la entidad.

Una foto de Messi y Piqué durante un partido del Barça / FCB

Una foto de Messi y Piqué durante un partido del Barça / FCB

Sobre el artículo que desvelaba el poder del vestuario en el club, en El Món a RAC1, Messi descartó completamente que él decidiera qué jugadores vienen y aquellos que se van. Sí que reconoció que los consultan y que en su equipo quiere siempre los mejores como Antoine Griezmann y Neymar Junior.

Piqué, fuera de control

En la entrevista con Jordi Basté, explicó como es su relación con Gerard Piqué. “Geri es una persona muy transparente, muy inteligente. Una persona que dice lo que piensa sin preocuparle lo que pueda repercutir y que en todo momento es sincero e intenta ir siempre de cara, muy alegre”, apuntó.

El momento más incómodo de la entrevista llegó cuando se le cuestionó por las palabras en Getafe: “No sabía que iba a decir eso. Él nunca informa de nada a nadie, sí me sorprendió, eso sí. El que lleva muchos años en esta casa y conoce cómo se manejan los temas sabe que todos nos enteramos de todo”. No desmintió en ningún momento las duras palabras del 3.

Una foto de Gerard Piqué durante el partido ante el Sevilla / EFE

Una foto de Gerard Piqué durante el partido ante el Sevilla / EFE

También aprovechó la ocasión para mandarle un mensaje al central con un ”yo sinceramente no lo hubiera hecho, porque era hacer la bola más grande. Pero él lo sintió así”. De estas palabras se puede sacar la conclusión que al Messi no le hizo especialmente gracia que no se le consultara la opinión como capitán que es. Tras el partido de Champions salió a calmar los ánimos.

Aunque la relación entre ambos es muy buena, existe una falta de control evidente. El argentino es un capitán permisivo, que habla sobre el césped. Ya es conocido por todos las salidas de tono de Gerard y a Messi no le hacen especialmente gracia. Mientras el astro argentino quiere evitar toda polémica, Piqué se siente de eso más cómodo en ella.

El descanso contra el Inter

Las cámaras de televisión captaron el pasado miércoles un nuevo ejemplo de esa relación un poco complicada entre Piqué y el 10. El Barça perdía por 0-1 contra el Inter de Milán y el equipo quería cambiarle la cara al encuentro. "No nos volvamos locos muchachos. Salimos a presionar más y tan normal", dijo el capitán.

La respuesta de Piqué cuestionando a Messi no se hizo esperar. “Pero a ver, o presionamos o nos vamos arriba. Lo que no podemos es hacer un intermedio de ambas”, explicó el central a sus compañeros segundos después. Al final se pudo remontar el encuentro y sumar los tres puntos.

 

Hoy destacamos